En un principio tenía previsto la retirada de las mesas de Samil y, al igual que en los arenales, el parcelamiento de las zonas verdes pero finalmente no será así. "No hace falta", ha zanjado este lunes Abel Caballero. El Ayuntamiento mantendrá las mesas instaladas en torno al paseo de Samil teniendo en cuenta el mantenimiento generalizado de las distancias entre bañistas y la prohibición de las aglomeraciones.

El alcalde resaltó en rueda de prensa que sigue "terminantemente prohibido" la celebración de reuniones sociales en el área de esparcimiento de la playa, aunque también quiso reseñar el comportamiento "excepcionalmente bueno" a la hora de respetar las normas anti-Covid, entre ellas, el aforo en las parcelas de Samil y O Vao.

Caballero aseguró, ya en la recta final de verano, que el sistema de cuadriculado se ha saldado "prácticamente sin incidentes, sin sanciones y sin fumadores", ha celebrado el jefe del gobierno municipal