16 de agosto de 2020
16.08.2020
Faro de Vigo

La UVigo remonta en la lista de Shanghái y se acerca a la élite de las 500 mejores

Escala un tramo en la clasificación global y se sitúa como la 17.ª de España entre las 40 incluidas - Comparte grupo con Politécnica de Madrid, Navarra, Baleares y Rovira i Virgili

16.08.2020 | 00:54
Exterior del edificio del CINBIO, de la Universidade de Vigo, diseñado por Alfonso Penela

La UVigo remonta posiciones en el ranking de Shanghái y vuelve a acercarse a la élite de las 500 mejores del mundo, del que se apeó en 2013 tras el hito de aparecer durante dos años consecutivos. En la edición de 2020 ha logrado alzarse un tramo, hasta el 501-600, que comparte con la Politécnica de Madrid, Navarra, Baleares y Rovira i Virgili.

Estos resultados la sitúan como la décimo séptima de las cuarenta instituciones españolas incluidas en la clasificación. Barcelona lidera un año más el ranking nacional (tramo 151-200) y le siguen, en el siguiente intervalo y en el mismo orden que en la anterior edición, Autónoma de Barcelona, Complutense, Granada y Valencia.

Vigo y Santiago siguen siendo las únicas representantes gallegas en la lista que elabora ARWU desde 2003. Compostela, la 11ª del ranking nacional, ha logrado regresar este año al grupo de las 500 mejores, del que se cayó en 2019 tras aparecer de forma ininterrumpida desde 2014.

La institución olívica llegó a ocupar los puestos 490 y 487 en 2011 y 2012, respectivamente, pero está ausente del grupo de mayor prestigio desde 2013. Este año ha conseguido acercarse un poco más y volver al mismo tramo que ya ocupó en las clasificaciones de 2017 y 2018.

Entre las 18 instituciones españolas incluidas en el grupo de las 600 mejores, además de Vigo y Santiago, también han mejorado su valoración la Politécnica de Valencia, País Vasco y Navarra. Mientras que Baleares ha caído un tramo.

En el último conjunto de universidades (del puesto 601 al 1.000) aparecen 22 universidades del país, entre ellas, algunas de las de mayor prestigio como Jaume I, Politécnica de Cataluña, Pablo Olavide, Carlos III o Rey Juan Carlos.

Ranking de Shanghái 2020

El ranking de Shanghái se centra, sobre todo, en la labor investigadora que llevan a cabo los centros y uno de los seis indicadores que utiliza para puntuarlos es el número de Premios Nobel y Medallas Field que acumulan sus investigadores y alumnos.

A falta de estos logros, la institución viguesa hace valer su impacto en el resto de indicadores: el número de artículos publicados en las revistas Nature y Science y el de investigadores altamente citados ( Highly Cited Researchers).

La clasificación también tiene en cuenta el número de artículos indexados en Science Citation Index-Espanded y Social Science Citation Index, así como el rendimiento académico per cápita.

ARWU analiza un total de 2.000 universidades para elegir las 1.000 mejores y, desde su primera edición hace 18 años, el ranking está liderado por Harvard. Por detrás se sitúan Stanford, Cambridge, el MIT (Massachusetts Institute of Technology) y California, Berkeley.

El rector vigués, Manuel Reigosa, celebraba ayer el resultado de la UVigo a través del diario digital de la institución. "El ranking de Shanghái es una referencia de primer orden. En primer lugar, porque es independiente. En segundo lugar, porque es objetivo y tiene criterios claros, conocidos y estables. Y en tercer lugar, porque tiene la consideración en todo el mundo, siendo probablemente la principal referencia", destacaba.

Primer plazo de matrícula

Reigosa también avanzó datos del primer plazo de matrícula para el curso 2020/21. La Universidad de Vigo ya ha cubierto 2.234 plazas de las 3.665 ofertadas en primer curso, lo que supone una tasa de ocupación del 61%. La de Santiago es del 64% y la de A Coruña, del 52%.

A pesar de que las universidades españolas barajaban un descenso de alumnos por la situación de pandemia, todo apunta a que la UVigo va a "resistir el tirón", celebra el rector: "El año pasado, después del primer llamamiento teníamos peores datos globales, tanto en valores absolutos, como en posición relativa con respecto a las otras universidades gallegas. Pero hay que tener en cuenta que hay un número mucho mayor de alumnos por los cambios en la selectividad".

Reigosa apunta a las tasas, en Galicia, de las más bajas en España. "Pero pienso que también los alumnos tienen claro que la Universidad de Vigo hizo una acertada apuesta por la docencia presencial cuando fue necesario", señala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca