Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cómo conectamos Navia con el centro?

Reclama soterrar la VG-20 para una conexión "cómoda y transitable"

Vista general del barrio del polígono residencial de Navia. MARTA G. BREA

El polígono residencial de Navia es una de las zonas más dinámicas, jóvenes y con proyección demográfica del municipio, pero en cierto modo crece aislada del resto de la ciudad. La VG-20 actúa como un "corte" que impide que se enlace con el resto del tejido urbano igual que lo hacen otros barrios de Vigo, como Coia, Teis o Lavadores. Desde hace tiempo el Concello reclama el soterramiento de la VG-20 precisamente para mejorar la calidad de vida de los vecinos del conocido como PAU y facilitar el enlace con el casco urbano. Aunque desde Praza do Rei insisten en esa petición, el Gobierno local trabaja ya en soluciones complementarias con el objetivo de conseguir un acceso más práctico con el barrio.

"Sigo diciendo que la VG-20 en esa zona se tiene que deprimir y hacer una salida de Navia con el resto de la ciudad cómoda y transitable. Una parte la voy a hacer ya, ya la encargué. La conexión de Navia a través de la salida actual, pero fluida. Están trabajando en ella", avanza el alcalde, Abel Caballero.

Los técnicos municipales estudian ahora cuál es la mejor fórmula para lograr esa mejor conexión para Navia, una barrio que -como demuestran desde hace tiempo los padrones municipales- experimenta un crecimiento de población sostenido gracias al impulso del PAU. Si en 2014 el servicio de estadísticas del Concello contabilizaban 8.400 censados en la zona, el año pasado rozaban ya los 9.600.

Su peso crecerá probablemente a lo largo de los próximos años con la ampliación del polígono residencial, que la Xunta plantea reforzar con una "inyección" de 1.600 nuevas viviendas. Hace solo unas semanas, a finales de julio, el proyecto recibía un espaldarazo clave al lograr el plácet del pleno municipal, un requisito indispensable para que las obras puedan continuar su tramitación.

Sobre la mesa los técnicos del Concello tendrían varias propuestas complementarias al soterramiento de la VG-20 para reforzar la comunicación del barrio. Entre ellas destaca mejorar el enlace de Teixugueiras con A Bouza, Avenida de Europa y Avenida de Castelao.

La filosofía sería aprovechar los viales existentes para lograr una mejor conexión. ¿Cómo? El Concello valora opciones como la ampliación de viales y aceras, la adecuación de accesos nuevos, modificaciones en el planeamiento o una reorganización de los tráficos. El propio PXOM hace una apuesta por mejorar la "permeabilidad" de la VG-20 a su paso por Navia. Desde Praza do Rei insisten en que de momento los técnicos aún están estudiando diferentes soluciones.

Soterramiento de la VG-20

Para el Concello el soterramiento de la VG-20 sigue siendo sin embargo clave. El Gobierno local mantiene desde hace años la demanda, que ya trasladó en 2018 tanto a la Xunta como al Ejecutivo central, dirigido entonces por el popular Mariano Rajoy. Otra de las peticiones que el Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa es la construcción de un nuevo instituto y la instalación de pantallas acústicas para reducir las molestias causadas por el tráfico de la VG-20. En lo que se refiere al vial, la Xunta alega que carece de competencias para soterrarlo y remite al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En sus alegaciones a la modificación del plan parcial de Navia, el Concello planteaba también que se preserven los metros cuadrados de zonas verdes y dote al barrio de nuevos accesos con Avenida de Europa, incorporando una glorieta de regulación del tráfico. Una de sus principales reclamaciones es la construcción de un instituto que dé servicio a la zona, un requisito que durante meses bloqueó los planes de ampliar el PAU con 1.600 pisos. "Es un proyecto tan a medio plazo que no podíamos retrasar las viviendas tantos años", anota el alcalde. El Gobierno local le dio luz verde finalmente hace varias semanas.

Compartir el artículo

stats