El goteo de positivos continúa en el área sanitaria viguesa. Y ya son 20 los días consecutivos en los que se contabiliza un nuevo caso. Concretamente, en las últimas 24 horas han sido hasta siete personas las que han dado positivo en coronavirus y según ha precisado el Sergas, tres de ellas se corresponden con el último de los brotes acaecido en el área, el vinculado a una familia procedente de Madrid que había acudido a Val Miñor a disfrutar de las vacaciones.

En concreto, son dos hermanos con sus respectivas esposas y tres hijos de estos matrimonios, un total de siete personas a las que ahora hay que sumarle otros tres nuevos casos y al menos otro más de la jornada pasada, lo que lo convierte en el brote más elevado junto al vinculado a una trabajadora de los juzgados, declarado el 25 de julio y que también afecta a siete personas

Todos presentaban, al comienzo de la semana, síntomas leves y permanecen recluidos en los dos domicilios en los que tenían previsto alojarse en sus vacaciones.

Fuentes sanitarias vaticinaban que este brote no se extendería mucho más, ya que uno de sus miembros percibió los síntomas justo al llegar de Madrid, el sábado, y solicitó asistencia, por lo que la familia no se habría relacionado en el lugar de destino, adoptando las medidas de precaución oportunas. El viaje lo hicieron en sus vehículos, si bien todo parece indicar que sí llegaron a tener contacto con otras personas.

A este brote hay que sumarle otros seis casos más, el de una familia de calle Barcelona, el vinculado a una fiesta de cumpleaños en Coia, los siete relacionados con la trabajadora de la Fiscalía de Vigo, los de Porriño, entre otros. Esto implica que buena parte de los casos activos en el área son aislados, es decir, no se reprodujeron de ninguno de estos brotes gracias, en buena parte, al trabajo de los sanitarios y rastreadores para su control.

Pendiente todavía de posibles positivos se encuentran la treintena de sanitarios aislados en sus domicilios a raíz del caso de una paciente ya ingresada en Cunqueiro cuando iba a ser operada. A lo largo de esta semana se le realizarán una segunda prueba para certificar los negativos.