02 de agosto de 2020
02.08.2020
Faro de Vigo

El Chuvi pone en marcha un plan de coordinación permanente con residencias

Compartirán una misma historia clínica detallada de cada residente y habilitarán vías directas para atenderlos de cualquier patología - Empieza con 4 centros y quiere extenderlo a todos

02.08.2020 | 00:54
en la fase inicial.

La pandemia de Covid-19 está dejando mucho dolor y problemas, pero también alguna cosa buena. Entre estas últimas se encuentra la relación que establecieron Geriatría del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo y los más de 60 centros sociosanitarios del área. Se hizo empujados por la situación y de urgencia para vigilar la presencia del Covid-19 en las residencias y agilizar la atención a sus residentes y trabajadores. Era una "fase de apagar fuegos", describe el jefe de este servicio, el doctor Carlos Rodríguez Pascual. Pero han comprobado que esta coordinación es beneficiosa y necesaria y quieren incorporarla al funcionamiento del día a día para mejorar la atención a sus residentes. Así, están empezando a poner en marcha un programa permanente. Han iniciado este ambicioso proyecto con cuatro centros de mayores, pero su meta es poder llegar a los más de 60 que hay en el área sanitaria, en los que viven alrededor de 6.400 personas.

"El Covid-19 es un problema importante, pero la atención a estos pacientes tiene que ir más allá", subraya el doctor Rodríguez Pascual. La idea es que tanto atención especializada, como Primaria y cada uno de los centros de mayores o de personas con discapacidad cuenten con una historia clínica compartida y detallada de cada residente. De este modo, todas las partes implicadas en su atención tendrá acceso directo a esta información clínica, así como a los planes de cuidados que puedan establecer.

También establecerán vías directas de acceso a través del teléfono, el correo electrónico y reuniones presenciales periódicas, para realizar consultas en función de la situación del paciente y la gravedad de su problema. Facilitarán que, de ser necesario, los profesionales les vean según su prioridad. "Se trata de facilitar la conexión y ser prácticos", explica el doctor Rodríguez Pascual.

Geriatría trabaja ya con los profesionales de cuatro residencias para identificar los problemas de cada uno de sus internos y crear estas historias detalladas. Son DomusVi Barreiro, Monte Tecla, Doral y Albi Beade. Las han escogido de entre las que ya tenían el servicio de Farmacia integrado con el Chuvi. Y es que revisar la medicación de los residentes es una de las tareas fundamentales en su asistencia.

"Cuando tengamos evaluadas estas residencias y sus residentes, lo ampliaremos a más centros, es una carrera de fondo", señala el geriatra. Mientras no puedan llegar a todas, lo que sí han puesto a disposición de las que no están integradas en el programa es un teléfono de acceso directo al Servicio de Geriatría del Chuvi, al que pueden llamar para consultar sus dudas de lunes a viernes.

No han tenido tiempo para poder evaluar los beneficios que este programa reportará al sistema, pero están convencidos de que no serán pocos. Rodríguez Pascual señala que habrá que comprobar si se produce y en qué medida una reducción en el número de ingresos o de las visitas a los servicios de urgencias, eliminación de duplicidades en las consultas... "Queremos que las atenciones sean más eficientes", destaca.

Durante los primeros meses de la pandemia, Geriatría catalogó las residencias del área con su número de internos y recursos humanos y materiales. Son alrededor de 64 centros de mayores y personas con discapacidad, que atienden a unas 6.400 personas y tienen un número similar de trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca