31 de julio de 2020
31.07.2020
Faro de Vigo

El grupo Ribera Salud, propietario de Povisa, adquiere el hospital lucense Polusa

La compañía llega a un acuerdo con los accionistas para hacerse con la participación mayoritaria de este centro privado con 135 trabajadores

31.07.2020 | 01:15
El hospital privado lucense Polusa, adquirido por Ribera Salud.

El grupo sanitario Ribera Salud ha alcanzado un acuerdo con un grupo de accionistas del Hospital Polusa de Lugo, para hacerse con una participación mayoritaria del centro sanitario privado, según informó ayer la compañía. Se trata de la segunda operación que el grupo sanitario realiza en Galicia, donde ya adquirió a finales de 2019 el Hospital Povisa de Vigo. Con esta compra, el grupo Ribera Salud, especializado en la gestión de proyectos sanitarios innovadores, entró por primera vez en la sanidad gallega. En este momento, el cierre de la nueva operación está pendiente de las autorizaciones pertinentes, por lo que aún no se ha hecho efectivo.

Según informó ayer la compañía, Polusa es un centro sanitario que ofrece una cobertura asistencial general en Lugo. Cuenta con 97 camas, 5 quirófanos, unidad de pacientes geriátricos, hospital de día oncológico, radiodiagnóstico, laboratorio clínico y una plantilla de 135 profesionales.

El grupo sanitario Ribera Salud cuenta con más de 20 años de experiencia. En España gestiona 6 hospitales, tres de ellos universitarios, y más de 80 centros de salud en la Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Galicia y Extremadura.

Sobre sus inversiones en Povisa desde que se convirtió en máximo accionista del hospital vigués, Ribera Salud informó en los últimos días que en el primer semestre del año ha destinado más de 1,2 millones de euros tanto en la adquisición de nuevo equipamiento como en la reforma de sus infraestructuras. La mitad de ese dinero se ha gastado en junio, una vez concluyó la etapa más complicada de la pandemia. De esta forma, el hospital privado vigués ha incorporado elementos tecnológicos de última generación y que reforzarán a los ya existentes.

Así, ha comprado nuevos ecógrafos, sistemas de monitorización, esterilizadores, densitómetros, camillas de transporte y quirófano, mesas quirúrgicas, monitores y desfibriladores, entre otros equipamientos. Además, se está acometiendo la reforma del servicio de Urgencias, que finalizará en septiembre y se han comprado más de cien camas que están reemplazando de forma progresiva a las actuales. El plan de Ribera Salud es invertir unos cuatro millones de euros en este primer año al frente de Povisa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca