Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El germen, el embargo de acciones de una potente cadena hotelera

A los extrabajadores de GEA que impulsaron el litigio para recibir el dinero que les corresponde por la cesión de terrenos que realizaron en 2002 los jueces les han dado la razón. Una de las resoluciones es firme y la otra solo está pendiente del dictamen del Tribunal Supremo. Pero muchas veces lo complicado no es ganar un pleito, sino que la sentencia se cumpla. Y en esto están casi 200 antiguos empleados de la factoría viguesa. A los 25 que han impulsado la querella que ahora dará lugar a una causa penal le corresponden en total algo más de 390.000 euros. Tras otros trámites que no tuvieron efectividad alguna, optaron por impulsar el embargo de las acciones que Construcciones José Castro tiene en la conocida cadena Hesperia. Pero, por ahora, siguen esperando por su dinero.

Compartir el artículo

stats