Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Señales de dirección, cita previa, vistas con mascarilla y colas, la nueva realidad judicial

Como todo edificio administrativo, los juzgados de la ciudad han tenido que adaptarse a la nueva normativa post-coronavirus para evitar posibles contagios tanto entre el personal y profesionales que en él operan como entre los colectivos o usuarios que acuden a diario hasta sus dependencias.

Lo primero que se observa en sus entradas, especialmente en el edificio viejo, son las largas colas para acceder. Y es que tener cita es fundamental, en el caso de los usuarios, para poder entrar. Los agentes que custodian la entrada se encargan de comprobar una a una las citas de cada usuario para verificar que están en hora, ya que tratan que pasen en su interior el menor tiempo posible. El uso del gel desinfectante también es obligatorio para acceder. Los dispensadores se encuentran en la entrada de cada edificio judicial.

Uno de los servicios que más denota estas colas es el Registro Civil. Junto al aluvión de peticiones de fes de vida, a diario acuden también quienes necesitan certificados de nacimiento, matrimonio o defunción, así como padres que deben inscribir a sus hijos recién nacidos. Ante esta situación, y para evitar aglomeraciones, se extremaron las medidas de prevención sanitaria frente al coronavirus. La principal es el establecimiento de un aforo máximo de cinco personas en la oficina de atención al público. Y también se pusieron indicadores de distancia en los accesos y en el propio servicio.

En el resto de dependencias, también se colocaron numerosos carteles y flechas que indican la dirección por la que se debe transitar. A las puertas de cada sala, o al menos en buena parte de ellas, una mesa impide el paso y debe ser un funcionario el que atienda desde ahí al interesado evitando así contactos innecesarios. En cuanto a los juicios, si bien ya está permitida la entrada de público, todos debe llevar mascarillas.

Plazos procesales

En lo relativo a la propia actividad judicial, desde que el pasado 4 de junio se reactivaron los plazos procesales, ya es posible tramitar cualquier tipo de expediente, demanda o denuncia. A este respecto, varias salas penales optaron por iniciar los señalamientos con una batería de conformidades,.

Compartir el artículo

stats