La memoria de aforos del primer semestre del año 2020 también deja datos de los momentos del día en los que se registra la mayor intensidad circulatoria, que coinciden con los horarios de entrada y salida al trabajo de la mayoría de la población que cruza los dos lados de la ría. Entre la medianoche y las cinco de la mañana la IMD apenas llega a medio centenar de vehículos a la hora.

A partir de las 5.00 horas se sube a más de 220 y esa intensidad va en aumento hasta las 8.00 horas, cuando se superan los más de 950 automóviles a la hora. A partir de ese momento el tránsito se estabiliza entre 600 y 800 vehículos a la hora durante la mañana.

El segundo pico diario comienza a notarse a partir de las 14.00 horas, cuando el tráfico vuelve a superar los 900 coches. Y alcanza su punto máximo a partir de las 15.00 horas, cuando según los datos de la Consellería de Infraestruturas, se superan los 1.130 desplazamientos. El nivel se mantiene todavía elevado hasta las 16.00 horas (más de 823 tránsitos) y luego empieza a declinar para registrar otra pequeña subida entre las 19.00 y las 21.00 horas.