Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Policías de Vigo en el epicentro del Covid-19

Acostumbrados a escenarios dificiles, la UIP viajó a A Mariña y ahora permanecerá hasta fin de mes en Barajas | Reclaman test de coronavirus: "Todos tenemos familiares de riesgo"

Un furgón de la UIP de Vigo,ayer, en el aeropuerto madrileño de Barajas. // FdV

No hay duda de que están acostumbrados a lidiar con escenarios especialmente complejos. No hay que echar demasiado la vista atrás para recordar una de sus misiones más difíciles, la que les obligó a viajar a Cataluña por los violentos disturbios derivados de la sentencia del "procés". Se trata de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la comisaría de Vigo. Ahora tienen también un papel clave en la crisis sanitaria del coronavirus. Aquí el peligro no es la violencia, como en Barcelona, sino una pandemia que en su momento álgido también se cebó con miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Policías nacionales de este grupo especializado vigués viajaron hasta A Mariña cuando recientemente se decretó el confinamiento a raíz del brote detectado en esta comarca lucense. Y ahora están destinados hasta el 31 de julio en Madrid, concretamente en el aeropuerto de Barajas, punto sensible también en cuanto a lo que el virus se refiere. Por eso, estos agentes representan uno de los mejores ejemplos de una reivindicación que de forma unánime los sindicatos piden para todos los efectivos de la Policía Nacional de Galicia. La de que se les hagan test de coronavirus por el "contacto directo" que tienen con la ciudadanía en un momento en el que juegan un papel esencial en esta crisis.

"Lo lógico es que nos hagan una PCR antes de irnos al destino que nos asignen y otra más a la vuelta; aunque somos conscientes que a estas alturas el coronavirus lo podemos coger en cualquier sitio, hubo compañeros que viajaron a A Mariña cuando se ordenó el confinamiento, y ahora otro grupo estamos en Madrid; ambos son sin duda escenarios complicados y nos gustaría volver a nuestras casas y saber con certeza que no estamos contagiados, o lo contrario; tenemos padres, abuelos..., en definitiva personas de riesgo, y eso nos preocupa". Quien se expresa así es uno de los 36 agentes que el 15 de julio partió para Madrid, todos ellos miembros del indicativo "Raya 30". Y allí permanecerán hasta finales de mes, concretamente hasta el día 31.Aeropuerto

Su cometido fundamental está en Barajas, al mantenerse en la actualidad el nivel 4 de alerta antiterrorista. Ya han ido más veces, pero en esta ocasión lo hacen con una pandemia de por medio y en un escenario, un aeropuerto como el madrileño, con un considerable trasiego de pasajeros que lo hace más sensible al virus. "Estamos allí porque es necesaria la presencia policial en las terminales", explica este agente, que cuenta que es frecuente que los viajeros que por allí pasan se acerquen a ellos a "consultar dudas". Y si en algún momento se produce algún problema y hay que intervenir y reducir a alguna persona, "ese también evidentemente es nuestro cometido". Debido a su presencia en la capital, también vigilaron, hace unos días, las celebraciones con motivo de la conquista de un nuevo título de Liga por parte del Real Madrid.

Por ello este policía pone el acento en la necesidad de que les hagan los test, algo en lo que también incide el secretario local del sindicato policial CEP, Santiago Herrera, al referirse a esta concreta unidad especializada. "Viajan a lugares donde hay un número mayor de contagiados y, por tanto, el riesgo es mayor", afirma.

Este sindicato firmó junto a SUP, UFP y SPP una serie de comunicados mostrando su "malestar" con el Ministerio del Interior por no haberse firmado todavía un convenio con la Xunta, dispuesta, indican, a hacer 3.300 pruebas serológicas de Covid-19 a la totalidad de los agentes de la Policía Nacional de Galicia. Algo que ven de vital importancia por el "papel fundamental" que jugaron durante el estado de alarma y también en el momento actual, trabajando en las calles para garantizar la seguridad. El policía de la UIP citado en este reportaje insiste en ello: "Claro que no nos negamos a viajar, sabemos en la unidad donde trabajamos, pero queremos hacerlos con garantías; y volver a casa y poder mostrarle a nuestros familiares un test que acredite que estamos libres del virus".

Compartir el artículo

stats