Los proyectos de "ladrillo" del grupo Inveravante, a través de Avantespacia, son un suma y sigue. En Vigo están en marcha cuatro: además de la urbanización de Cordelerías, una promoción de 39 pisos en el edificio Ribas (calle Colón) y una parcela anexa y otra que se desarrollará en Tomás Alonso. Eso, sin contar la construcción del nuevo hotel Samil, a cargo en este caso de Attica Hotels 21, y que avanza visiblemente en la parcela situada frente al arenal.

Además, en cartera tiene otras actuaciones repartidas por todo el país: en A Coruña, Fuengirola, Estepona, Pamplona o Málaga, entre otras. Los últimos activados se sitúan en Colmenar Viejo, en Madrid, donde edificará una promoción de chalets unifamiliares; otro bloque residencial de 84 viviendas y 144 plazas de garaje en la zona de Tamaraceite (Las Palmas) -la cuarta en la ciudad-, o un edificio residencial en Zaragoza de 51 viviendas con el que entrará en el mercado aragonés.