Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las excusas habituales para evitar la protección: "La mascarilla me pica, doctor"

La mayoría de peticiones son denegadas al no estar justificadas - El sudor, el picor o la ansiedad son algunas de las "excusas"

Mujeres caminando ayer por el centro de la ciudad con y sin mascarilla.

Mujeres caminando ayer por el centro de la ciudad con y sin mascarilla. // Alba Villar

La Xunta determinó hace unas semanas el uso obligatorio de mascarillas en Galicia cuando "no sea posible garantizar el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal de, por lo menos, 1,5 metros" y "siempre que se transite o se esté en movimiento por la vía pública y en espacios al aire libre y, por la concurrencia de otras personas, no se pueda garantizar en todo momento, atendidos el número de personas y las dimensiones del lugar, el mantenimiento de la distancia de seguridad". Pese a ser un elemento clave para prevenir el contagio, hay a muchas personas a las que la mascarilla les "molesta". La prueba es los médicos de familia de Vigo están recibiendo decenas de solicitudes por parte de pacientes para que les expidan un certificado que les exima de su uso.

El problema es que muchas de estas personas que están acudiendo a su centro de salud para que les libren de la utilización de mascarilla lo están haciendo de forma injustificada y esgrimiendo motivos, en muchos casos, peregrinos, como que les provoca picor o les hace sudar. "La mayoría se trata de gente que tira de picaresca para intentar saltarse la obligación de utilizarla. Nos dicen que les es incómoda, que les genera ansiedad y que por tanto necesitan un certificado médico para que no les multen por no llevarla. Obviamente en todos estos casos no le damos ningún certificado, que solo se firma por causas muy justificadas", explica Susana Aldecoa, doctora en el centro de salud de Rosalía de Castro.

Por eso la mayoría de peticiones están siendo denegadas. Los médicos de familia, que son los que se encargan de expedir estos documentos, recuerdan que solo se les da a personas que tienen "patologías respiratorias muy severas". "Los pacientes respiratorios, salvo que sean muy graves, pueden llevar mascarilla. Y los que tengan alguna patología crónica severa directamente no deben salir de casa ni hacer vida social en una situación como la actual", explica Susana Aldecoa.

Esos certificados médicos servirían, por ejemplo, para que la policía no pudiese multar a una personas por no llevar la mascarilla puesta. De ahí la picaresca de algunos, que les molesta la protección en la cara e intentan buscar una forma de evitar rascarse el bolsillo en sanciones económicas. Pero los médicos se están mostrando inflexibles: "Esto es un problema de salud pública. O la gente se conciencia, o nunca superaremos esta situación. Hay que seguir todas las medidas de prevención, como el uso de mascarilla, que es imprescindible para evitar la propagación del virus", advierte otro facultativo de Vigo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats