Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La suerte se invoca con el Covid-19

Administraciones de lotería registran ventas de boletos del sorteo de Navidad terminados en 19 y con la fecha del inicio del estado de alarma:"Ya se están agotando", sentencian

Juan Fernández, lotero de Porta do Sol, con boletos en la mano .

Juan Fernández, lotero de Porta do Sol, con boletos en la mano . // R. G.

La superstición y la lotería. A los décimos acabados en 13, 69, 15 o 22, los más demandados, se suma ahora la terminación en 19. Y es que hay quien confía en que la irrupción del Covid-19 es un guiño de la fortuna que no se debe dejar pasar. Como suele ocurrir con las tragedias, los ciudadanos ya empiezan a acudir a las administraciones de Vigo con estos dos dígitos en mente. Otros van más allá y prefieren que el papel refleje fechas que pasarán a la historia: el inicio del estado de alarma -15320, por el 15 de marzo del 2020- o los cambios de fases de desescalada -25520, por el 25 de mayo, entrada en la fase 2-.

Lo confirma el lotero de Porta do Sol, Juan Fernández, que, como el resto, comenzó la semana pasada a vender billetes para el sorteo más emblemático. "Se están agotando los que terminan en 19, están muy demandados. Al ser 2020, lo lógico es que triunfara más la terminación en 20, pero, por el coronavirus, también está siendo el 19. Se piden continuamente", destaca antes de concretar que, a su vez, tienen éxito el 15320 y los que reflejan fechas de cambio de fase, así como los habituales: fechas de nacimiento, acabados en 13 -"ya agotado"- y el 17, que "va a una velocidad impresionante".

Misma radiografía dibuja Carlos Martínez, al mando de la administración situada en la calle Eduardo Iglesias, a escasos metros de Príncipe. "El 14320 y el 15320 están agotados porque son las fechas en las que comenzaron el estado de emergencia y el de alarma, respectivamente. Cuando hay una desgracia, la gente busca fechas. Ya los pedimos porque sabíamos que se iban a solicitar", comenta. Al igual que sucede en el establecimiento de Porta do Sol, los décimos finalizados en 19 han registrado buenas cifras de ventas, ya que, además de influir la pandemia, es un número "que gusta de por sí", aunque no tanto como el 69, el 22, el 15 o el 13. Este último es siempre la joya de la corona. "Es la terminación más buscada, no sale a la venta prácticamente. Vendo más de 1.700 de un año para otra y hay listas de espera", dice Martínez. Una tendencia al alza

Las administraciones de lotería de la urbe olívica que todavía no perciben un auge en los boletos finalizados en 19 o relacionados con la crisis sanitaria prevén que suceda más adelante. Su experiencia es un grado y les permite anticiparse a la voluntad de los compradores, que son muy supersticiosos. "Cuando se aplicó el 155 en Cataluña, en 2017, se generó una obsesión con ese número. Todo el mundo quería esa terminación", recuerdan desde un establecimiento de Cánovas de Castillo. En un local de Urzáiz, se vivió una situación similar: "Se pidió muchísimo; y, ese mismo año, que fueron los grandes incendios en Vigo y área, la gente vino a por el 17".

"La gente cree que la suerte está en los números relacionados con las tragedias, como la pandemia del coronavirus. Es previsible viendo cómo se comportan normalmente los compradores", comentan desde un local de García Barbón. "Se venderá mucho el boleto con la fecha del inicio del estado de alarma", auguran desde una administración de la calle Oporto. Desde un negocio de Urzáiz, opinan lo mismo: "Ya hay gente que empieza a pedir boletos terminados en 19, va a funcionar bien. Todos los años hay algún evento que marca la elección de los clientes, ya sean bodas, cumpleaños o desgracias. Pasó con el 155 e incluso hubo gente que pidió la fecha de nacimiento de José Mourinho cuando entrenaba al Real Madrid".

Compartir el artículo

stats