Seis obreros fueron ayer trasladados por el 061 al Hospital Povisa de Vigo tras resultar intoxicados por monóxido de carbono cuando trabajaban en el garaje de un edificio de la calle Fernando Conde, junto a la plaza Elíptica. Además de tres ambulancias, al punto acudieron agentes de la Policía Local y bomberos del parque municipal de Teis que, al dar positivo las mediciones que realizaron, trabajaron en el garaje para "restablecer el aire limpio" y expulsar el CO2 acumulado.

El 112 recibió la alerta a las 17.45 horas. Fueron los sanitarios del 061 quienes avisaron de que era necesaria la presencia de los bomberos ya que, dijo el servicio de emergencias, varias personas presentaban "náuseas y vómitos" y una había "perdido el conocimiento". Una vez llegaron los bomberos vieron que eran unos trabajadores que, tras haber echado hormigón en el suelo del garaje, lo estaban puliendo con máquinas de combustión de gasolina y gasoil. Pero hubo algún problema con la ventilación del espacio. "Se quedaron sin ventilación y, ante la pérdida de oxígeno, empezaron a marearse", cuenta un efectivo. Tras el traslado de los obreros afectados, en la zona trabajaron para ventilar el garaje. Hoy, antes de que se reanuden las obras, los bomberos harán otra medición para comprobar que la situación es segura.