Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Selectividad entre aulas, bibliotecas y la cafetería

La Universidad de Vigo ya ha instalado 300 mesas en el pabellón del campus y, además de las aulas, utilizará el salón de actos de Económicas, el comedor de Filología, la cafetería de 'Peritos' y la biblioteca de Torrecedeira

La UVigo ya ha instalado 300 mesas plegables propias en el pabellón del campus para la ABAU.

La UVigo ya ha instalado 300 mesas plegables propias en el pabellón del campus para la ABAU. // J. Lores

¿Dónde se realizará la selectividad en Vigo? La ABAU de este año no solo se llevará a cabo en aulas grandes y pabellones para garantizar las medidas de seguridad y evitar las aglomeraciones, sino que también se utilizarán comedores y cafeterías, bibliotecas y salones de actos de varios centros de As Lagoas-Marcosende y de Torrecedeira. El incremento de sedes para acoger los exámenes también ha obligado a externalizar ciertos servicios como la colocación de los pupitres en As Travesas.

De los 3.000 estudiantes matriculados en las pruebas de acceso a la universidad en el área de Vigo, un total de 1.700 se examinarán a partir del 7 de julio entre la ciudad y el campus, mientras que el resto lo hará en pabellones e institutos de sus municipios de origen, cuya gran colaboración destaca Luis Muñoz, presidente y delegado del rector en la CIUG (Comisión Interuniversitaria de Galicia).

Casi un millar de alumnos se repartirán entre las facultades de Filología y Traducción y de Económicas y el pabellón de deportes, donde ya están instaladas 300 mesas plegables de un lote adquirido por la Universidad. para sus estudiantes de grado con motivo de la pandemia.

La exigencia de mantener un metro y medio de separación, ventilar a menudo y evitar agolpamientos obliga a utilizar, además de las aulas, el comedor y la cafetería de Filología y Traducción y el salón de actos de Económicas.

En el campus urbano, la ABAU se desarrollará en varias aulas de las escuelas de Empresariales e Ingeniería Industrial, en la cafetería de esta última y en la Biblioteca de Torrecedeira. Y en el complejo de As Travesas se utilizarán tres pabellones: central, Carmen y frontón.

"A nivel de personal no hemos necesitado a mucha más gente porque el objetivo era buscar espacios grandes y reducir contactos no solo entre los alumnos sino también entre los vocales. Pero la organización de tantas sedes sí ha sido compleja, sobre todo, teniendo en cuenta que empezamos a trabajar en pleno confinamiento y contemplando diferentes escenarios. Pero en estos momentos está todo controlado y los alumnos y sus familias pueden estar tranquilos en cuanto a su seguridad y también sobre la custodia y vigilancia de los exámenes, que se hará con los máximos protocolos", asegura Luis Muñoz.

Todos los estudiantes deberán acudir a los lugares de examen con mascarilla y serán organizados en filas en el exterior por los profesores de sus institutos. A continuación, se les llamará a viva voz para que accedan de uno en uno y pasarán a ocupar un pupitre con un adhesivo en el que figurará su nombre y que utilizarán durante los tres días de ABAU.

"Será desinfectada pero por seguridad cada estudiante se sentará siempre en la misma mesa. Y para evitar que se retiren la mascarilla o tengan que presentar el DNI serán identificados por los propios representantes de los centros", apunta Muñoz.

El calendario de este año se ha modificado para que los lugares de examen concentren menos aglomeraciones y las pruebas de las asignaturas troncales se han repartido durante las dos primeras horas de los dos primeros días: martes 7 y miércoles 8. Hasta la última jornada del día 9, facultades, pabellones y demás espacios permanecerán cerrados a cal y canto y el acceso estará restringido a los alumnos, personal de la CIUG y delegados de los centros

Tampoco estarán abiertas las cafeterías. "La idea es que los alumnos que se examinan en la ciudad se vayan a comer a casa. Y los que acuden al campus tendrán que llevarse un bocadillo para comer al aire libre", explica Muñoz, que espera que las temperaturas no sean demasiado elevadas, sobre todo, teniendo en cuenta a los estudiantes que se examinan en pabellones. "Los ventilaremos lo más posible si hace calor", añade.

Compartir el artículo

stats