Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 200 alumnos de la UVigo renuncian a su Erasmus ante la "incerteza" por el Covid-19

El programa contempla una movilidad mixta: 'online' y presencial

Recibimiento al alumnado de Erasmus del curso 2019/2020.

Recibimiento al alumnado de Erasmus del curso 2019/2020. // Duvi

La Universidad de Vigo arrancó el pasado curso con 439 estudiantes extranjeros en sus aulas; la mayor parte de ellos, un total de 325, han llegado gracias al programa Erasmus. Este año y a consecuencia de la crisis sanitaria todo apunta a que el número de alumnos procedentes de otros países así como los vigueses que optan por completar sus estudios en universidades foráneas. Precisamente este último indicador ya empezó a mostrar las primeras consecuencias. Y es que más de 200 estudiantes de la UVigo que ya tenían aprobada su estancia para cursar este año en otras instituciones renunciaron a consecuencia de la "incerteza" ante la situación generada por el covid-19, la concurrencia de ambos progenitores en ERTE, presiones familiares, etc.; tal y como informa la vicerrectora de Responsabilidad Social, Internacionalización y Cooperación, Maribel Doval.

Las especiales condiciones de este curso hacen inviable para muchos estudiantes poder cumplir con esta experiencia a la que año tras año se suma u mayor número de solicitantes. Al problema por la posibilidad de contagiarse se le suma también el de un hipotético decreto de que un confinamiento los recluya en el país de destino sine die, y, a mayores, la posibilidad de no recibir la totalidad de la cuantía económica que va asignada a la beca.

Y es que por primera vez, el programa Erasmus contempla la posibilidad de realizar movilidades combinadas: on line y presenciales. Si la movilidad es no presencial y no hay desplazamiento a la universidad de destino, el estudiante no recibirá financiación para este período y podrá recibirlo para el segundo cuatrimestre si la actividad docente se desarrolla con normalidad. Esta posibilidad de docencia on line también podrán realizarla los docentes que hayan solicitado estos programa de movilidad a instituciones europeas.

Desde la UVigo precisan que si bien desde el SEPIE todavía no habían informado sobre la cuantía de estas becas, entienden que "no hay nada que indiquen que va a haber recortes".

El rectorado de Internacionalización, durante el confinamiento continuó con la labor de apoyo, principalmente al estudiantado, para poder continuar con los procesos que conlleva una movilidad: el envío de los datos a las universidades de destino, la tramitación de la documentación para completar las solicitudes en estas instituciones, etc. "No se suspendieron las movilidades, decisión acordada por las tres universidades gallegas, así que el estudiantado podrá llevarla a cabo si la universidad receptora puede recibirlos. Es un esfuerzo de todas las instituciones y de los propios participantes, a los que sí se les aconsejó realizar la movilidad en el segundo cuatrimestre sobre todo en el caso de países extracomunitarios. El estudiantado deberá asegurarse de poder viajar con seguridad y no incurrir en gastos hasta que no esté seguro", explica Doval.

Esta movilidad tiene como protagonistas principales los países de Alemania, Francia e Italia, y el campus vigués el principal receptor de estudiantado extranjero, tal y como lo muestran los datos de este curso que está a punto de concluir. La mayoría de alumnos foráneos de la Universidad de Vigo llegan a través del programa de intercambio europeo Erasmus+, aunque cada vez son más los que estudian en alguno de los tres campus gracias a convenios bilaterales. Otras opciones son el programa ISEP, Erasmus+ Prácticas o programas de visitante extranjero.

Compartir el artículo

stats