Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mascarilla, aforo, gel... y rebajas

La crisis sanitaria no atemorizó a la clientela que aprovechó el primer día de la temporada para compras o regalos

Mascarilla, aforo, gel... y rebajas

Mascarilla, aforo, gel... y rebajas

Resultaba casi imposible ayer pasear por Príncipe o Urzáiz y encontrar a una persona que no portase bolsas de su tienda predilecta. La temporada estival trae consigo una de las épocas claves para el comercio: las rebajas. Los escaparates lucían ayer la cartelería con sus descuentos y sobre ellos se posaron cientos de ojos que acudieron ala zona comercial por excelencia de la ciudad en busca de regalos o gangas para el verano.

La crisis sanitaria puso en jaque al comercio pero un año más, la clientela no defraudó, y en muchos negocios, desde primera hora de la mañana ya se registraban colas para entrar en las tiendas al tener el estas el aforo limitado. Aunque las impresiones de cada comprador dependían de sus necesidades, sí coincidieron en una cosa: menos producto y descuentos no excesivos. "Lo notamos principalmente en las tallas. Sí es cierto que han quitado expositores y vemos que ya hay menos prendas que antes, pero esto implica que cueste encontrar tallas, principalmente las más baja que se agotan antes. Hay menos variedad, sí", confirmaban Lucía, Paula, Carla y Laura. Misma opinión manejaba Marta Pérez. "Hay menos producto y mucha menos variedad de tallas. La rebajas no está mal para ser las primeras, pero en cuanto a ropa, hay menos producto", comenta esta clienta.

Esta situación provocó que alguna personas ya solo confíen en internet para hacer sus compras. "Notamos que hay muchísimas menos prendas que otros años, seguramente a partir de ahora solo emplearemos internet para comprar y la tienda para devoluciones o cambios", cuentan Sara e Irene.

Pero no solo en esta apreciación coincidieron los compradores. Y es que todos avalaron las medidas de seguridad de las tiendas que abordaron un época tan compleja y de tanta afluencia como las rebajas sin saltarle los protocolos de seguridad instaurados a consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19. "No hubo aglomeraciones, la gente en las cajas muy bien , respetan las distancias. Solemos comprar en segundas rebajas pero en estos momentos la situación se está respetando bien", recalcan Mónica y Pablo.

Misma opinión defiende otra compradora, que asegura sentirse "comodísima" cuando acude a estas tiendas. "Se está respetando todo mucho, si seguimos así estupendo, no habrá problemas", defiende. Para José Luis, que acudió con su mujer de compras, la afluencia de gente fue menor que el primer día de rebajas de años pasado. "Puede ser que por el coronavirus mucha gente no viniera de golpe el primer día", valoraba.

Estas rebajas son una de las grandes bazas de las tiendas y negocios para reflotar tras las pérdidas provocadas por la crisis sanitaria que obligó a cerrar las mismas durante los dos meses y medio de confinamiento total, despertando eso sí un mercado no dormido pero sí considerado como secundario que era la compra por internet y que ahora parece haberse afianzado como la primera opción para muchos consumidores. Esta importancia recae principalmente en el pequeño comercio o local donde la logística para estas compras vía on-line es más limitado.

Compartir el artículo

stats