Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los perros huérfanos crecen por el Covid-19

Decenas de mascotas, abandonadas por las dificultades económicas de sus dueños

La pandemia ha dejado un reguero incalculable de víctimas colaterales, y algunas de ellas están pasando desapercibidas. Por ejemplo, los animales de compañía. Si al principio de esta crisis sanitaria se registraron abandonos de perros por miedo a que pudiesen ser focos de contagios -circunstancia que no está avalada desde el punto de vista científico-, en las últimas semanas se ha producido un nuevo fenómeno: dueños de mascotas a los que la pandemia les ha supuesto un enorme palo económico (pérdida del empleo, cierre de su negocio...) y que han decidido prescindir de sus perros ante la imposibilidad de poder hacer frente a los gastos que generan (alimentación, veterinario...).

De ello dan fe los distintos refugios de animales de Vigo Ana Iglesias, presidenta de la protectora Tú eres nuestra ayuda, ubicada en el entorno de Castrelos, explica que "estamos percibiendo que, ante la falta de recursos, mucha gente ya no puede sostener a sus mascotas, lo que les lleva al abandono". Es el caso de Meiga, una perra a la que su dueña ha tenido que entregar a este refugio ante la delicada situación económica en la que se encuentra a causa del coronavirus.

25

Los perros huérfanos crecen por el Covid-19

Esta protectora de animales tiene ahora lista de espera, especialmente de personas que se encuentran en una situación parecida, es decir, que no pueden seguir haciendo frente a los gastos de sus mascotas. "Estamos también apoyando a mucha gente entregándoles pienso, ayudándoles con las desparasitaciones y con las castraciones o buscándoles una familia de acogida", explica Ana Iglesias. El mérito es doble teniendo en cuenta que su refugio solo se financia a través de donaciones y con los ingresos obtenidos de los mercadillos solidarios que organiza.A Madroa

En la perrera de A Madroa también han recibido estos últimos meses a animales cuyos dueños se han desprendido de ellos por motivos de dinero. "En momentos de estrechez como el actual, desgraciadamente entre las primeras cosas de las que se suele deshacer la gente es de su mascota. Hay que tener en cuenta que un animal de compañía cuesta dinero, hay que comprarles pienso, incluso a veces tener un seguro para ellos... Estas cosas a veces no se evalúan a la hora de regalar mascotas a los hijos o a los nietos y luego pasa lo que pasa y se acaba optando por el abandono", argumenta Vicente Viso, presidente del refugio de A Madroa.

En las protectoras del entorno de Vigo. En la del Morrazo, por ejemplo, han visto cómo en las últimas semanas ha habido gente que les ha devuelto el perro que habían adoptado con anterioridad ante las dificultades económicas que están atravesando. "A ver si esto se calma, porque hay muchas personas que no se pueden hacer cargo ahora mismo de su perro, y eso nos repercute a nosotros. Algunos dueños nos traen directamente a su mascota pero también sigue habiendo muchos casos de abandono en la calle", explica Lorena Gago, secretaria y trabajadora de la protectora del Morrazo.

Volviendo a la perrera de Vigo, la buena noticia es que en las últimas semanas se han superado las veinte adopciones. En la actualidad, los interesados en adoptar a un animal del refugio de A Madroa necesitan solicitar cita previa.

Compartir el artículo

stats