Los Bomberos de Vigo extinguieron en la madrugada de ayer un incendio supuestamente intencionado en una vivienda situada en la zona de Mantelas. En su interior no había nadie, ya que su inquilina, de 79 años, se encuentra convaleciente fuera de Galicia, según informaron fuentes de la Policía Local.

Al llegar a la vivienda, los agentes comprobaron que la entrada de la primera planta estaba completamente abierta. Ya en el interior localizaron dos focos diferentes, uno en la planta baja y otro en el primer piso.

A continuación llegaron tres dotaciones de bomberos, que comenzaron las labores de extinción y que se prolongaron más de dos horas.

Los indicios observados apuntan a que el incendio pudo haber sido intencionado, señalan las fuentes policiales.

En las últimas horas, Policía Local y Bomberos recibieron otros avisos por incendios, dos de coches, uno de los cuales afectó a la fachada de un edificio adyacente. El otro se registró en una finca en Bembrive donde ardió una superficie aproximada de 400 m2 de matorral.