Otra de las conductas delictivas que se mantuvo al alza pese al confinamiento, según la última estadística de criminalidad del Ministerio del Interior, fue la de los delitos de carácter sexual. En los últimos años estas denuncias no han dejado de crecer. Prueba de ello es que en los últimos días hubo dos detenciones por sendos casos de abusos sexuales y otra más contra un acusado de pornografía infantil, al descubrirse una imagen de estas características que había remitido por internet. Los asuntos recayeron en el Juzgado de Instrucción 4 de Vigo, que estuvo de guardia hasta el lunes. Los tres arrestados quedaron en libertad.