Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector turístico se arma para el verano con una docena de hoteles operativos y las primeras reservas

Booking eleva la oferta para este fin de semana a casi una veintena de locales - Se les añaden pisos y portales de intercambio de casas

El alcalde y presidente de la FEMP, Abel Caballero, ayer, durante la reunión por videoconferencia. // FdV

Vigo calienta poco a poco su músculo turístico tras varios meses agarrotado por el Covid-19. A las puertas del verano y con casi más incertidumbres que certezas, la hostelería local empiezan a armarse para su campaña más importante. La Asociación de Hoteles de Vigo (Ahosvi) y su equivalente a nivel provincial (Asehospo) señalan que a día de hoy operan en la ciudad cerca de una docena de hoteles -incluidos algunos de los de mayor capacidad del casco urbano, como el Zenit o Mar de Vigo-. El dato es algo mayor según Booking, una de las principales webs de búsqueda y reservas online. Ayer el portal ofrecía 19 hoteles con camas disponibles repartidos por todo el municipio -la mayoría en habitaciones, aunque también se ofertan estudios- para este mismo fin de semana. "Se han ido abriendo hoteles de forma paulatina", constata el presidente de Ahosvi, Jaime Pereira.

Uno de los últimos en abrir sus puertas ha sido el Hotel Ciudad de Vigo, que retomó su servicio de alojamiento el miércoles y activará el de hostelería la próxima semana. Poco después, el miércoles 24, le seguirá el Axis, en María Berdiales.

El grueso de las aperturas se registrarán sin embargo -apuntan desde el sector- hacia finales de junio y principios de julio. Las fechas coinciden con el fin del Estado de Alarma en el país, un paso clave que -confían los hosteleros- ayudará a dinamizar el turismo. Según el calendario que maneja el Gobierno, la bautizada como "nueva normalidad" se estrenará en cuestión de semanas -el 22 de junio-, una vez finalice la última prórroga aprobada por el Congreso. Según el último dato publicado por el Instituto Galega de Estatística (IGE), en Vigo operan 48 hoteles. El INE eleva el dato de "establecimientos hoteleros" del municipio a 65.

Otro de los síntomas de que empieza a haber movimientos en el sector, aunque sean aún tímidos y en niveles muy alejados a los habituales para esta época del año, es el goteo de reservas para el verano. El presidente de Asehospo, César Sánchez-Ballesteros, indica que a día de hoy se ronda el 20% para julio. El porcentaje es bajo, pero -incide el veterano hostelero- no es aún representativo. "Ahora tiene que empezar a producirse la reactivación. Esperamos que la meteorología también acompaña", anticipa.

Otra de los planteamientos que a priori tiene el sector sobre la mesa es evitar una guerra de precios o una política tarifaria agresiva que golpee su rentabilidad en un momento especialmente delicado, con muchos alojamientos sumidos en ERTE y tras meses de cierre obligado durante los que acumularon facturas mientras la cuenta de ingresos se mantenía a cero.

"De momento aplicaremos tarifas similares a las de años anteriores", avanza Sánchez-Ballesteros, quien recuerda que la reapertura conllevará unos costes asociados y el golpe que ha asestado la crisis y el Estado de Alarma al sector.

Hoy por hoy Booking no refleja tarifas especiales para julio u agosto. Lo que sí destaca es la flexibilidad que los negocios brindan a los turistas a la hora de planificar sus vacaciones. La mayoría informa de que se puede reservar sin necesidad de hace frente a ningún pago por adelantado y que las cancelaciones son gratuitas. "Sin riesgos: Puedes cancelar más tarde, así que aprovecha para conseguir un buen percio hoy", recalca la web al informar de las tarifas de los diferente alojamientos de la ciudad.

Para principios de agosto, el portal de reservas comercializa ya habitaciones en más de una treintena de hoteles de Vigo, un amplio abanico que incluye desde hostales o moteles que cobran poco más de 40 euros noche por un cuarto doble a suits de cinco estrellas que exigen el desembolso de algo más de 200 euros por una velada.

Los hoteles y hostales no son los únicos en ofrecer alojamiento a los turista. La ciudad suma también una oferta amplia de apartamentos -según el IGE hay 370 "viviendas de uso turístico" en la ciudad- y Airbnb, por ejemplo, una de las webs más populares para el alquiler de pisos por noches, dispone de un buen número de opciones.

A su mapa de "inquilinos" se añaden los de las páginas de intercambio de vivienda que facilitan disfrutar las vacaciones en otras localidades de España o incluso países, como Home Exchange, Love Home Swap o Home for Home, que suman decenas de puntos en Vigo.

Compartir el artículo

stats