02 de junio de 2020
02.06.2020
Faro de Vigo

Vigo, sin pacientes críticos con Covid-19

Los dos últimos enfermos que quedaban en la UCI de Povisa dan negativo | No se ha notificado ningún contagio en 24 horas

02.06.2020 | 01:11
Camas vacías de la UCI de Povisa destinadas a pacientes con Covid-19.

Junio no ha podido empezar mejor para el área sanitaria de Vigo en su lucha contra el coronavirus. Y es que, desde ayer, ya no hay ningún paciente ingresado por Covid-19 en las UCI de los hospitales de la ciudad. Los dos últimos enfermos críticos que estaban en Povisa ya han dado negativo en las PCR. Ambos permanecerán en la unidad pero con otro tipo de patologías y sin las complicaciones que les puede generar el virus.

La ausencia de pacientes con coronavirus en las UCI también significará la liberación de recursos que se destinaron a la pandemia y que volverán a dedicarse a otros enfermos. Muchos de ellos vieron cómo tuvieron que ser suspendidas sus operaciones o sus consultas durante la emergencia sanitaria y ahora están empezando a ser llamados para entrar a quirófano. En Povisa, por ejemplo, de momento se mantendrán cuatro camas destinadas únicamente a personas con síntomas sospechosos de padecer Covid-19 y que se encuentren en estado grave, pero las otras 16 se dedican ya en su totalidad al resto de pacientes. En caso de ser necesario por un nuevo rebrote de Covid-19, se volverían a habilitar más recursos asistenciales.

La desaparición del coronavirus de las UCI ha supuesto un auténtico alivio para los sanitarios. "Estamos satisfechos y contentos, pero también muy cansados porque hay que tener en cuenta que la edad media de los enfermos que pasan el virus en la UCI es muy avanzada y son muy complejos desde el punto de vista médico. El último que ha dado negativo en la PCR pasaba y de largo los ochenta años", recuerda Sonsoles Leal, la anestesióloga coordinadora de la UCI Covid-19 de Povisa.

El personal de cuidados intensivos de este centro reconoce también estar algo "desilusionado" con algunas imágenes que se pueden apreciar desde el inicio de la desescalada. "Hay gente que parece que no entiende lo que está pasando, y una segunda oleada sería fatal para la sociedad, y a nosotros, los sanitarios, nos cogería agotados", advierte Sonsoles Leal, que hace un llamamiento a que la ciudadanía respete las medidas de prevención, especialmente el mantenimiento de una distancia de seguridad de dos metros, el lavado constante de manos y el uso de mascarilla.

Las UCI de los hospitales vigueses llegaron a tener cera de treinta pacientes con Covid-19. En los inicios había cierta incertidumbre médica respecto a los pasos a seguir. "Era todo muy rápido, cada día cambiaban los protocolos marcados por el Ministerio, también los fármacos... Ahora todo se ha estabilizado. Básicamente, a los enfermos con coronavirus en estado crítico les aplicamos un soporte respiratorio, corticoides y anticoagulantes. Además, de momento el Ministerio de Sanidad continúa recomendado la utilización de hidroxicloroquina", explica la anestesióloga de Povisa.

En relación al resto de indicadores de la pandemia en el área sanitaria de Vigo, las personas ingresadas en planta han caído a la mitad en solo 24 horas, habiendo ya solo cuatro (dos en el Álvaro Cunqueiro y otros dos en Povisa). Además, hay que destacar que en el último día no se ha registrado ningún nuevo contagio. De esta forma, los positivos activos se sitúan en 262 y el número de personas curadas ascienden ya a 1.874.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

FaroEduca