Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La solicitud de abogados de oficio baja casi un 80% en el estado de alarma

El turno de guardia pasó de atender a 586 detenidos frente a los escasos 120 desde marzo E Violencia sumó 48 asistencias

Uno de los abogados del turno de oficio, preparándose para una videoconferencia.

Uno de los abogados del turno de oficio, preparándose para una videoconferencia. // R. Grobass

El Colegio de Abogados al completo tuvo que reinventar su servicio desde que a mediados de marzo se decretase el estado de alarma. Tanto en la asistencia a los demandantes como en la celebración de juicios telemáticos desde sus despachos. Donde también se ha dejado notar esta crisis sanitaria ha sido en el número de solicitudes de letrados de oficio.

Y es que si bien en los últimos años el ritmo de peticiones había bajado paulatinamente, siempre rozaba los 9.000 expedientes, cifra que a tenor de los datos actuales semeja difícil de igualar. Desde el 15 de marzo hasta el pasado día 26 de mayo, el número de asistencias cayó cerca de un 80%. Así, frente a los 586 casos de detenidos que levó el turno de oficio durante este periodo en 2019, en la actualidad esta cifra suma 128.

A estos datos también hay que añadirle los relativos a Violencia sobre la mujer, que se contabilizan de forma diferente, ya que en estos casos hay abogado de oficio tanto para el presunto agresor como para la víctima. De los 103 detenidos y 101 mujeres asistidas el año pasado por estas fechas, se pasó a 48 asistencias a arrestados y tan solo 28 a las víctimas.

Este descenso en el número de asistencias es consecuencia en buena parte de la situación de confinamiento durante estos casi dos meses. El número de delitos e infracciones cometidos en los meses de marzo cayó a mínimos, siendo los casos de violencia doméstica y robos -particularmente a farmacias- los más habituales. Con la desescalada, estas cifran sumaron nuevos casos como la desarticulación de varios puntos de venta de droga y otros delitos de robos con fuerza.

Videoconferencia

El trámite del paso a disposición judicial también ha variado y continúa realizándose desde una estancia que la Comisaría de la Policía Nacional habilitó para tal fin. La videoconferencia es una de las soluciones judiciales frente al coronavirus. El Colegio de Abogados de Vigo explica que, cuando los detenidos pasen a disposición judicial, los letrados pueden asistirlos desde sus casas o despachos sin ir al juzgado, siempre que tengan los medios: un equipo conectado a internet con ancho de banda suficiente, webcam, micrófono y un navegador actualizado, preferiblemente Google Chrome. Para entrar en la videollamada, el tribunal enviará invitación al email. Actualmente, ya fueron varios los juicios que se celebraron de forma presencial, varios en los tribunales de lo Social y otro en la sección penal de la Audiencia viguesa.

Si bien el primer trimestre del año no es el mejor medidor para conocer los efectos del confinamiento y estado de alarma en la criminalidad, sus efectos sí se han dejado notar. Y es que según las estadísticas del Ministerio del Interior, durante los tres primeros meses de, el número de infracciones penales disminuyó en un 16%. Todas las tipologías experimentaron una caída en el número de casos, menos las relativas a delitos sexuales, que crecieron, como viene siendo habitual, un 26% a lo largo de los primeros 90 días de este año.

Así, el acumulado de enero a marzo de 2019, el municipio vigués registraba 2.587 delitos frente a los 2.157 de 2020.

En este primer trimestre no se han registrado ni homicidios en grado de tentativa, ni tampoco asesinatos consumados. El año pasado sí se registró un caso, el conocido como el parricidio de Sárdoma. El acusado continúa en prisión provisional a espera de juicio.

Los robos con violencia o con fuerza en domicilios también experimentaron la caída de casi un 30%. Situación semejante se aprecia con los hurtos, donde se pasó de 751 delitos a los 570 de estos meses.

Los delitos relativo al tráfico de drogas son otros de los que suben aunque de forma nimia, pasando de 23 arrestados a 26 en este 2020. La riñas y paleas callejeras también subieron pero un escaso 9%.

En cuanto al resto de la comunidad, en Pontevedra, la delincuencia se desplomó un 27% favorecida también por el confinamiento, si bien se esperan datos mucho menores todavía en el segundo trimestre al copar por completo la cuarentena.

A nivel Galicia, el descenso fue de un 7,6% al sumar en este trimestre 17.728 delitos frente a los 19. 176 del año anterior. Los delitos de lesiones y los hurtos son los que más caen mientras que los homicidios o asesinatos en grado de tentativa son los que experimentan el mayor crecimiento.

A nivel provincial, el descenso es del 11%, mientras que en toda España, la caída fue de un 9%. Cabe recordar que, dentro de este trimestre, la declaración del estado de alarma abarcó la última quincena del mes de marzo.

Compartir el artículo

stats