Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un "bache" tras la recuperación de la vieja factoría

La pugna por la propiedad es un "bache" tras la recuperación de un activo de valor histórico en la Ría. El estreno de la Factoría del Alemán como museo se produjo en marzo de 2013, dos años después de presentado su proyecto de recuperación, que aspiraba a sacarlo del abandono al que estaba sometido. El Puerto entonces cedió 2.500 m² de terreno para la remodelación, que contó con más de un millón de euros de financiación, en su mayoría procedentes de la UE. La factoría fue propiedad de Otto Gertdtzen Boyé, industrial alemán de la primera mirad de siglo que la gestionó, y que en paralelo manejó negocios de wolframio en tiempos de la amenaza nazi en el continente. Dentro, se exponen réplicas de cañones ,trajes de buzo o una recreación de la bodega de un navío como el de la batalla de 1702.

Compartir el artículo

stats