Después de su escala en diciembre de 2016, ayer la terminal ro-ro de Bouzas experimentó el regreso de un "coloso" de los buques ro-ro sostenibles. El "Auto Eco", la embarcación de esta clase impulsada por Gas Natural Licuado (GNL) más grande del mundo, hizo escala en Vigo para cargar un total de 1.600 coches con destino a Zeebrugge (Bélgica). Hace cuatro años llegó a los muelles olívicos procedente del astillero Nacks de Nanton ( China) donde fue construido, y con destino al norte del continente europeo (la zona SECA), en aguas donde ya estaba prohibida la incursión con fuel pesado. La escala se enmarca dentro de la estrategia del Puerto por promocionar el uso de combustibles limpios. Otros buques similares que están en fase de construcción en China recalarán en Vigo en 2021. En el caso del "Auto Eco" cuenta con capacidad para alredededor de 4.000 automóviles y 6.000 metros cuadrados para albergar carga pesada.