Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los clubes preparan su "nueva normalidad": a medio gas y entre termómetros y mascarillas

El Mercantil reabre sus exteriores el sábado, el Aero Club activa con cautelas su campo de golf y Náutico y Liceo anotan los primeros movimientos en sus puertos

A lo largo de sus historias centenarias, de 129 años en el caso del Círculo Mercantil, 114 en el del Náutico y 113 del Liceo de Bouzas, los clubs emblemáticos de Vigo han afrontado guerras, recesiones, cambios de régimen... sin embargo en pocas ocasiones han vivido situaciones tan excepcionales como la generada por el Covid-19, un largo confinamiento que ha reducido el pulso de la economía y la sociedad hasta llevarlo casi al mínimo.

Tras el parón forzoso, los clubs de la ciudad encaran ahora la desescalada y su "nueva realidad". Aunque los tiempos y estrategias de las diferentes entidades de Vigo no siempre coinciden, sí comparten algunas máximas. Entre ellas, su prioridad: velar por el bienestar de sus socios. "Queremos que este sea el verano más seguro", incide Daniel Viñas, el presiden del Círculo Mercantil e Industrial.

Una de las medidas que ha adoptado por ejemplo el Aero Club y que incorporarán también el Mercantil y el Náutico consiste en realizar mediciones de temperatura a quienes pisan sus instalaciones. El objetivo: detectar indicios de fiebre y atajar al Covid-19. La cautela se suma a otras, como el uso de mascarillas, guantes e hidrogeles, reforzar la higiene, desinfectar las superficies con mayor contacto -en el caso del Aero Club, por ejemplo, los carros utilizados por los deportistas- o velar por que se cumplan las distancias, aforos y protocolos de seguridad para la hostelería.

Recuperación de personal

La puesta a punto de las instalaciones exige también a las sociedades reactivar en parte sus plantillas, que en el caso de algunas instituciones, como el Mercantil o el Náutico, tuvieron que acogerse al ERTE al iniciarse el estado de alarma. El Círculo, por ejemplo, abrirá su finca este sábado y domingo de 10.00 a 14.00 y 16.00 a 20.00 h, horario que de lunes a viernes se reduce solo a las tardes. La reapertura se realizará, eso sí, con restricciones importantes: solo se podrán disfrutar las zonas exteriores, como los jardines o pistas de tenis, que habrá que reservar además con antelación. Las puertas solo estarán abiertas para los socios y el servicio de restauración se limitirá a la terraza y los fines de semana.

El Náutico ha abierto de momento el edificio del pañol y únicamente para deportistas individuales, sin escuelas ni entrenamientos. Su puerto está operativo también para el manejo de embarcaciones mayores, como veleros. En Los Abetos se reabrieron las pistas de tenis, pero con restricciones: para deportistas individuales y previa reserva. El 25 espera dar un nuevo paso con la reactivación de las sedes de As Avenidas y Los Abetos, siempre reforzando la seguridad e higiene. El 30 lo hará la restauración con medidas que garanticen la seguridad: grupos reducidos, distancias y mamparas. Las barajas se cambiarán y tanto las cartas como los dominós se desinfectarán tras cada uso. El Covid-19 obligará a la junta también a replantear el acuerdo que ya tenía encauzado con Abanca para salir del concurso.

El Liceo retomó la actividad en su varadero, pero solo para profesionales. Su servicio de hostelería, en principio, no se entrará en funcionamiento hasta el día 25. "El tema de la actividad social lo damos casi por perdido este año", lamenta su presidente, Miguel Pereira. En el Aero Club, que reabrió su campo el martes con limitaciones, la restauración se recuperará en la terraza exterior los próximos días.

Compartir el artículo

stats