Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UVigo lanza un SOS a la Xunta para compensar la caída de matrículas

La medida ayudaría a las familias con dificultades y evitaría que la institución perdiese estos fondos | El vicerrector de Economía pide que no haya recortes en la financiación y prevé una reducción de ingresos para 2021 similar a la del PIB

Una investigadora del Cinbio, trabajando en una cabina de bioseguridad. // UVigo

Una investigadora del Cinbio, trabajando en una cabina de bioseguridad. // UVigo

La UVigo pide a la UVigoXunta y que compense una posible caída de la matrícula en el curso 2020/21 derivada del impacto económico de la pandemia. Esta medida contribuiría a garantizar el acceso de los estudiantes a la Educación Superior y evitaría que los campus perdiesen una parte de sus ingresos. En el caso de la institución olívica, las tasas y precios públicos suponen algo más del 9% del presupuesto de este año.

"Como consecuencia de esta crisis y las posibles repercusiones sobre las familias, desearíamos que nadie se quedase sin poder ir a la universidady esperaríamos que este posible efecto lo asumiese la Xunta de Galicia y, en consecuencia, las universidades no viesen aminorado su presupuesto por este aspecto", plantea el vicerrector de Economía, José María Martín Moreno.

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

El 58% del presupuesto de la institución viguesa procede de fondos autonómicos y el actual plan de financiación, vigente desde 2015, termina este año. Universidades y Xunta ya habían creado una comisión para las negociaciones del nuevo acuerdo y la Consellería de Educación incluso preveía tenerlo listo en julio. Pero la irrupción del coronavirus ha fulminado todos los pronósticos.

"El plan abarca periodos de 5 años para dar una estabilidad que permita una planificación a medio plazo. Y hay que destacar que solamente lo tienen las universidades gallegas y las del País Vasco. Habíamos empezado a negociar el nuevo plan y, como consecuencia del Covid-19, esto ha quedado en suspenso. Por lo tanto, entiendo que de cara al 2021 habrá una prorroga del presupuesto de las universidades del SUG por lo que, como mínimo en términos nominales, el presupuesto por esta parte no experimente ningún recorte", confía Martín Moreno.

El vicerrector descarta que las cuentas del próximo año se vean afectadas por la obligada inversión en teledocencia y la protección higiénico-sanitaria. "La UVigo lo está llevando a cabo en su mayor parte en este año por lo que en 2021, de ser necesario, este gasto estructural no tendrá un importe muy significativo", sostiene.

"Los dirigentes deberían saber a estas alturas que para salir en mejores condiciones de la siguiente crisis, que sin duda la habrá, la inversión en capital humano y en I+D+i son los factores fundamentales de un crecimiento sostenido y sostenible a largo plazo. Las universidades son motores de estos dos aspectos esenciales. Por lo tanto, los recortes, que sin duda los tendrá que haber, deberían ir a aquellas partidas presupuestarias del Estado que no sean determinantes para la generación de riqueza futura", demanda el vicerrector.

Estimación para 2021

El actual presupuesto de la UVigo es el más alto de su historia -194,9 millones de euros-, pero la tendencia al alza mantenida en los últimos años podría frenarse en 2021 por el impacto del coronavirus.

El equipo de gobierno inició en agosto del año pasado "un análisis en profundidad" para determinar sus políticas en 2021 "estimando que habrá una reducción de ingresos similar al PIB, pero solamente en alguna de sus partidas".

La UVigo calcula que la reducción presupuestaria se producirá a través de tres vías. Una de ellas está relacionada con los ingresos procedentes de las ayudas al I+D. "Se debe, por una parte, a que se terminan proyectos de elevados importes referenciados a infraestructuras de investigación procedentes del ministerio. Y, por otra, a que está finalizando el programa marco H2020 de la Unión Europea. En todo caso, estos ingresos serían afectados y no tendrían impacto en la estructura estable de los presupuestos", apunta Martín Moreno.

En cuanto a los contratos de transferencia del conocimiento generado por investigadores con empresas e instituciones, el vicerrector estima una reducción "ajustada también a la bajada esperada del PIB".

Y la tercera vía de reducción presupuestaria en 2021 la constituyen posibles adaptaciones derivadas de decisiones de ámbito nacional como "ajustes en salarios o tasas de reposición y que son ajenos a cualquier decisión de la UVigo".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats