Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las órdenes de protección por maltrato se desploman a la mitad

Las medidas de alejamiento adoptadas por violencia de género desde el 14 de marzo en Vigo y el resto de la provincia caen a 24 | También bajan los arrestos: el último fue en Torrecedeira

Las órdenes de protección por maltrato se desploman a la mitad

Las órdenes de protección por maltrato se desploman a la mitad

El estado de alarma ha tenido un impacto directo en la violencia de género, con un descenso en el número de denuncias y detenciones y, consecuentemente, con una caída de nuevas órdenes de alejamiento. El balance de las medidas de protección adoptadas en Vigo y el resto de la provincia de Pontevedra desde el 14 de marzo y hasta este mismo mayo no deja lugar a dudas: fueron 24, la mitad que en idénticas fechas de 2019, cuando la cifra comunicada al Punto de Coordinación de Órdenes de Protección (PCOP) fue de 48. Expertos del ámbito judicial y policial consultados apuntan varias claves para explicar esta situación. Porque la violencia machista, avisan, continúa ahí. No ha desaparecido. Una de ellas, que la situación de confinamiento de las víctimas de maltrato que residen con sus parejas dificulta que puedan denunciar su situación: "Hay muchos casos que no están saliendo a la luz". Y en los supuestos en los que no existe convivencia consideran que las restricciones para estar en la vía pública y la constante presencia policial en las calles han provocado una reducción de los tan habituales incumplimientos de las órdenes de alejamiento. "Si la víctima no sale de casa y el agresor tampoco puede abandonar su domicilio, este tipo de incidencias, lógicamente, se reducen", resumen fuentes policiales.

Continúa habiendo arrestos por malos tratos, pero no como antes de que se declarase el estado de alarma. Un claro ejemplo es la actividad del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo, donde durante los primeros 40 días de confinamiento pasaron a disposición judicial 25 detenidos. No suponen ni uno diario, cuando, en condiciones normales, esta sala puede tener dos y hasta tres apresados cada mañana. La última detención en la urbe fue este lunes por la noche, cuando vecinos de Torrecedeira avisaron a la Policía Local al observar una pelea entre una pareja en el transcurso de la cual el varón agredió "violentamente" a la mujer. La víctima relató a los agentes que eran expareja, pero que quedaban con frecuencia. Y que, a raíz de la disputa que mantenían en la calle, él se abalanzó sobre ella, la sujetó del cuello, la tiró al suelo y le golpeó en cabeza y cuerpo. La mujer fue trasladada a un centro médico para ser asistida de las lesiones que presentaba y el hombre acabó detenido por la agresión y porque además tenía vigente una orden de alejamiento que le impedía aproximarse a su excompañera.

Todos los recursos y ayudas contra la violencia machista siguen activos en Vigo."Nuestro apoyo y asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género es total. Tenemos un teléfono permanente de atención, 24 horas al día, para atender todos los casos así como recursos muy volcados en la atención pero también en la prevención", destacaba ayer el alcalde, Abel Caballero.

Haz click para ampliar el gráfico

Llamadas telefónicas

Frente al descenso de arrestos y de órdenes de protección lo que sí hubo fue un aumento de llamadas al teléfono de la mujer 900 40 02 73. Desde que arrancó el confinamiento y hasta este 2 de mayo se recibieron 148 llamadas de mujeres de Vigo y del resto de la provincia. Hace un año, en las mismas fechas, fueron 87. "Lo que más se solicita en estas llamadas es atención psicológica; muchas mujeres también plantean dudas de cómo actuar en ciertas situaciones", afirma Susana López Abella, secretaria xeral de Igualdade de la Xunta.

Compartir el artículo

stats