DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El patrón de costura más solidario

Una firma de moda viguesa que ya confeccionaba mascarillas para sus "looks" ha repartido alrededor de 400 con el logo "Todo saldrá bien" por centros de Galicia, Cataluña y Menorca

Guillermo Prado, de Creaer, con una de las mascarillas. // R. Grobas

Guillermo Prado, de Creaer, con una de las mascarillas. // R. Grobas

Las mascarillas son desde hace tiempo artículos de moda en los mercados asiáticos y también entre los cantantes de reggaeton. La firma viguesa Creaer las confecciona desde 2018 en sus talleres de Coruxo como complemento de sus looks y ahora, con la producción suspendida por el confinamiento, han decidido utilizar el mismo patrón con fines solidarios y donarlas a quienes las necesiten durante la crisis del coronavirus.

EN DIRECTO

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

Guillermo Prado, socio de la firma de moda Creaer junto con el conocido artista y productor Juan Magán, está sorprendido por el aluvión de peticiones y la falta de medios que le trasladan estos días desde hospitales, farmacias, centros asistenciales e incluso cuarteles de la Guardia Civil de diferentes puntos de España. En todo caso, puntualiza que estas mascarillas no pueden ser utilizadas en entornos sanitarios, porque son de tela y, por tanto, no cumplen los requisitos. "Son la última opción en caso de no tener otra cosa", advierte.

Hasta ayer, la empresa, que colabora en esta misión solidaria con la firma Mekkdes, había repartido alrededor de 400 al centro Castro Navás de la Fundación Menela, una asociación de voluntarios de Menorca, el colectivo "La Quinta Venezolana", que visita albergues de Barcelona, la Fundación Vallparadís de Terrassa, así como un supermercado vigués y una panadería ourensana. "Nuestro proveedor logístico, CTT Espress, se está encargando de hacer las entregas de forma gratuita" destaca Prado.

Para intentar animar a la población confinada y a quienes deben trabajar, la firma ha cambiado sus habituales estampados de moda urbana por la frase que ya se ha convertido en el logo contra el coronavirus, "Todo saldrá bien", acompañada por el arcoiris o imágenes de superhéroes.

La producción comenzó el miércoles con varias trabajadoras voluntaria, pero antes de reabrir el taller de forma altruista, la madre de Guillermo, una "costurera de toda la vida" también confeccionó mascarillas con su máquina para regalar a familiares y vecinos.

Ninguno de ellos se imaginaba que lo que parecía una "arriesgada propuesta de moda" podría convertirse en uno de los iconos de la ola de solidaridad que ha generado el coronavirus. "Aquí es algo insólito pero en los países asiáticos la utilizan en su día a día y la combinan con su forma de vestir. Y también se utiliza cada vez más en el ámbito de la música latina y el reggaeton", comenta Guillermo.

El responsable de Creaer también cree que la excepcional situación que vivimos marcará un antes y un después en el uso de esta pieza textil. "Dentro de un mes, la gente seguirá llevando mascarillas y la percepción sobre ellas va a cambiar. Además de llevarlas como artículo de moda, habrá gente que cuando tenga un constipado, por ejemplo, se la ponga para no contagiar a nadie, por educación y responsabilidad", plantea.

Compartir el artículo

stats