Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía urge a las administraciones que doten de medios a los centros de mayores

Cursa oficios con las demandas de los residencias -"Empiezan a surtir efecto y llega algo de material, pero no cubren todo lo que se necesita", dice el fiscal

La Fiscalía de Área de Vigo continúa día tras día muy atenta a la situación de las residencias de mayores y de los centros de menores y discapacitados, tanto de la ciudad olívica como del resto de municipios de su ámbito de competencia, como Baiona, Nigrán, Gondomar, Redondela, Ponteareas, Porriño o Mos. Muy pendiente de la situación de la residencia viguesa de Barreiro gestionada por Domusvi -donde un usuario falleció por coronavirus y el total de contagiados supera ya los 40- y a los resultados positivos que hubo en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CAPD) de Redondela -cuatro según los datos que manejaba ayer por la mañana la Fiscalía-, junto al seguimiento de los casos de Covid-19 otra cuestión en la que esta institución judicial se está centrando es en hacer una labor de intermediación para que estos complejos asistenciales reciban los medios que tanto necesitan en este complicado momento.

"Estamos cursando oficios a todas las instancias, trasladándoles las demandas que a su vez nos hacen llegar los centros", explica el fiscal decano de la Sección Civil de Vigo, José Ramón García Palacios. Una labor en la que las distintas fiscalías se están coordinando con la Fiscalía Superior de Galicia para que sea allí donde se centralice toda la información. "En la medida de lo posible alguno de estos oficios están surtiendo efecto: se ha procedido a la desinfección de algún centro y aunque a cuentagotas está llegando material", afirma. Esos escritos los están dirigiendo, concreta, a las autoridades sanitarias, a consellerías como la de Política Social o Sanidade o a organismos gubernamentales.

García Palacios, que coordina esta labor en Vigo y que cuenta con la colaboración de otros fiscales, quiere transmitir un mensaje de "tranquilidad" y de "apoyo moral" a todos los centros. "Afortunadamente, la situación que tenemos en la provincia de Pontevedra no es la de Madrid", dice. Pero reconoce que la falta de medios de la que informan a diario las residencias es un problema que sigue ahí. "La falta de personal es un hecho, están los que están y se multiplican para hacer todo; es de recibo agradecer la labor que están haciendo los trabajadores", afirma. "Se necesita más personal y más medios de protección; se está recibiendo material, como apunté antes; algo se ha hecho, pero no cubre todas las necesidades", describe.

Información diaria

A diario, al mediodía y a última hora de la tarde, en la Fiscalía se recibe información actualizada de la situación en las residencias. Tanto de los casos de coronavirus que se confirman tras la realización de las pruebas, como de aquellos que pueden ser sospechosos por sintomatología y que por precaución necesitan ser aislados. "La situación puede cambiar de un día para otro", resume el fiscal sobre la necesidad de este control constante.

Compartir el artículo

stats