Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Avalancha" de llamadas al Clúster Textil Moda y multitud de iniciativas individuales

Empresas y pequeños talleres están haciendo gala de una enorme solidaridad a la vez que aplican ERTEs para resistir la cuarentena. Una "avalancha" de voluntarios, desde pymes a grandes compañías, ha respondido a la llamada lanzada por la Confederación de Industrias Textiles de Galicia-Clúster Textil Moda de Galicia (Cointega) para fabricar mascarillas, batas y otras prendas de protección sanitaria.

"Los hospitales están desesperados y es gratificante ver que la gente responde de esta manera pesar de que somos un sector que ya está muy afectado. Todo el mundo está movilizado y quiere ayudar de forma anónima, incluso particulares, y ahora hay que tener paciencia para que la ayuda sea eficaz. Los espacios donde se confeccionen las prendas tienen que estar homologados y estamos intentando conseguir las telas, que tienen que tener unos requisitos específicos. Todo debe hacerse con la mayor seguridad. Nuestro interlocutor con la Xunta es el Igape y ahora se trata de prepararlo todo para empezar a correr en cuanto podamos producir", explica el secretario general de Cointega, Alberto Rocha.

María Sobrino, de la firma infantil La Martinica, es una de las empresarias que ha respondido a esta llamada y está pendiente de recibir las telas para empezar a producir mascarillas en su taller de Coruxo. Una labor a la que también se quiere sumar la diseñadora viguesa Cristina Mastache.

Prácticamente todo aquel que sabe coser y tiene una máquina en casa está dispuesto a sumarse a esta ola solidaria. María Jesús, una vecina de Trasmañó de 63 años, trabajó durante tres décadas en el sector de la confección, y quería aportar su experiencia a la lucha contra el coronavirus.

Su hijo Xandre se puso en contacto con el Colegio Hogar de Afundación, pero no pueden sumarse a la red de voluntarios porque en la vivienda también reside la abuela de 84 años. "Las que ya están hechas se las vamos a regalar a conocidos que trabajan en supermercados y en centros hospitalarios", comenta él.

Compartir el artículo

stats