Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando viajar "a la vuelta de la esquina" no es justificante

La Policía realiza hasta 4 controles de tráfico al día para garantizar que los desplazamientos no son arbitrarios: en 10 días cursó 323 denuncias

El control de tráfico desplegado ayer en el entorno de la estación de Guixar. // Fotos: Alba Villar

El control de tráfico desplegado ayer en el entorno de la estación de Guixar. // Fotos: Alba Villar

Una de las directrices del estado de alarma que más está constando asumir a la población es evitar los desplazamientos, especialmente en coche. Acercarse hasta una segunda residencia, viajar con más personas o conducir sin el debido justificante son motivo de denuncia por parte de la Policía Local, que de forma diaria regula el cumplimiento del confinamiento, que cumple hoy su decimotercera jornada.

Desde primera hora de la mañana, los agentes se despliegan por diferentes puntos de la ciudad, principalmente en los accesos o puntos estratégicos como la estación de Guixar, en Areal. Ayer, poco antes de las 10.30 horas de la mañana, más de cuatro patrullas, entre efectivos motorizados y un furgón del GOA, pasaron a comprobar los motivos -reales en muchos casos- del tránsito de los conductores. Pero no todos cumplían con los requisitos.

Fue el caso de un varón que como él mismo explicaba, se dirigía a comprobar el estado de su negocio, que llevaba cerrado desde el inicio de la prohibición. "Yo tengo un negocio que se queda solo todos los días y lo normal es que vaya por lo menos a echarle un vistazo a la verja. Me han dicho que esto no está permitido. Yo solo quería ir a ver si todo estaba bien, fugas de agua o algo. Me preguntaron si había salido por algún tema médico pero ya les dije que no, entonces se me abrió un expediente. Yo no tengo certificado de empresa, mi empresa soy yo", lamentaba este conductor, que si bien reconoce la excepcionalidad de la norma ante la delicada situación sanitaria del país, considera que por esta razón no debía haber sido multado. "Me pareció un poco injusto. Yo el día 12, cuando pueda volver a trabajar, llegaré allí y no sé cómo me voy a encontrar el local", añadía.

Más de 300 denuncias en Vigo por saltarse el estado de alarma

Como a este vigués, la Policía ha cursado, desde el pasado día 16 de marzo, 323 denuncias, identificó a 1.230 personas y controló hasta 2.723 vehículos. Los agentes siguen incidiendo y apelando a la responsabilidad de la gente y a su función de salvaguardar a todos los ciudadanos. Así lo comentaba el inspector Reguera durante el control. "Cada vez son menos las personas que no cumplen con la normativa, la gente está muy concienciada, pero siempre hay gente incívica. Pero para eso estamos nosotros, para advertirle primero, y lo hemos hecho días y días", explica el inspector.

Y es que es habitual encontrarse con personas que asegurar ir a comprar tabaco o el ya recurrente paseo con el perro, pero excediendo los límites de lo permitido. "En estos casos, pues hemos llamado a la persona del estanco a ver si es verdad que va habitualmente a comprar lo allí, o reprendemos a personas que pasean a su mascota a varios kilómetros de su casa cuando lo permitido son 150 metros... Si se trata de algo reiterado, cursamos denuncia", añade el inspector, quien recuerda que la cuantía mínima es de 601 euros.

GMv2_fin|pTipoComp=fotos&pIdGaleria=5e7d38316abc864575e60141|GMv2_fin

Más viajeros de lo permitido

Otra de los motivos que llevó ayer a la policía a cursar una denuncia fue superar el número máximo de viajeros en un camión de empresa: en ella viajaban tres trabajadores cuando tenían que ser dos. "Yo la verdad pensaba que sí podíamos ir los tres, íbamos al puerto a cargar mercancía como todos los días", comentaba una de las ocupantes, que tuvo que abandonar el furgón para que este continuara la marcha. "Que vayan más personas de las permitidas no es l a infracción mas común; en muchos casos son excusas que nos ponen, el médico, no acreditan hacia donde van y están especialmente lejos de su domicilio. A día de hoy, todas las empresas dan acreditación", puntualizaba el inspector Reguera

También fue parado un autocar con destino a A Coruña para comprobar que los desplazamientos de los usuarios estaban justificados. Tras identificar a los cinco, uno de ellos fue obligado a abandonar el bus al carecer de motivación para el desplazamiento. Los agentes, al afirmarles que no tenía domicilio, le instaron a acudir al albergue municipal, ya que está prohibido estar en la calle o vía pública. Ante su negativa, el hombre fue detenido. También fue arrestado otro varón de 53 años al que encontraron deambulando por la calle con una orden de búsqueda judicial.

Una vez interpones estas denuncias, tanto la Policía Local como Nacional o Guardia Civil las derivan a la Subdelegación del Gobierno, órgano competente para la sanción. "Diariamente estaremos tramitando en Vigo en torno a las 100 o 120 denuncias", concluye el inspector.

Compartir el artículo

stats