Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ochenta mayores cuyo deseo es... Una simple conversación

Ayudar a veces no es más que unas palabras. En días en los que la ciudad se vuelca ayudando a hacer la compra a los mayores, solo una conversación puede ayudar a paliar la soledad. La ONG Grandes Amigos realiza un acompañamiento a unos 80 mayores. Ahora, por la alarma, la compañia es telefónica. "Los voluntarios continúan estando cercan, escuchan cómo se sienten y conversan", explica Laura Carballa, responsable de desarrollo social de la entidad. "Poquito a poco, se les hace más cuesta arriba", lamenta. Carballa detalla que lo que más les corroe es la "incertidumbre". "Verse en casa, el temor a un posible contagio. Son personas que tienen muchas ganas de vivir, que les quedan muchas ilusiones", precisa. Algunos voluntarios llevan con su "amigo mayor" hasta tres años, en condiciones normales saliendo a la calle o haciendo actividades, y ahora, al menos intentando "que sonrían" en ese rato de charla.

Compartir el artículo

stats