Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los buses a la capital o Vitrasa, con la décima parte de su uso habitual

Sala de espera de la estación de buses de Vigo la semana pasada. // Marta G. Brea

Sala de espera de la estación de buses de Vigo la semana pasada. // Marta G. Brea

El transporte público por carretera tampoco se salva del efecto coronavirus. Avanza, la compañía que opera un bus diario por sentido con Madrid, explicaba ayer que la demanda de la línea se ha reducido cerca de un 95%. El lunes, de hecho, entre el autocar que viajó de Vigo a Madrid y el que cubrió el trayecto inverso sumaron apenas nueve pasajeros. Algo similar ocurre en el transporte urbano. Vitrasa estima que el uso actual supone el 12% de lo normal.

Un descenso de demanda similar, del 90%, se detecta también en las líneas de bus dependientes de la Xunta. Ayer la Consellería de Infraestruturas apuntaba que la oferta se ha contraído un 80%. Mombus, compañía que enlaza Vigo con otras ciudades, como Pontevedra, Santiago de Compostela, A Coruña u Ourense, asegura que sus servicios se han recortado en una medida similar.

Para hacer frente a la propagación del Covid-19 en las últimas horas el Gobierno lanzaba una nueva orden que obliga a recortar un 70% los servicios regulares por carretera y navegación marítima. Mar de Ons analizaba por la tarde esta nueva medida.

Compartir el artículo

stats