19 de marzo de 2020
19.03.2020
Faro de Vigo

Abogados vigueses ya reciben consultas sobre testamentos

Junto al notarial, el Código Civil incluye otras opciones: el ológrafo o el que se regula desde hace más de un siglo en caso de "epidemia"

19.03.2020 | 01:22
El abogado Tomás Santodomingo.

Ante la inédita situación actual generada por la grave crisis sanitaria, son múltiples las preocupaciones con las que conviven muchos ciudadanos. Entre ellas, una que algunos vigueses ya verbalizan a sus abogados de confianza. ¿Debo hacer el testamento? El aumento incesante de casos de coronavirus ha provocado que algunas personas se planteen dar este paso por lo que pueda pasar. Letrados de Vigo confirman que han recibido consultas sobre este particular.

Varios notarios de la ciudad indican por su parte que por ahora no han detectado un incremento de peticiones derivado de la alarma por el Covid-19, pero que, en situaciones de extrema necesidad, la ley da varias opciones. Junto al testamento notarial, el Código Civil recoge otras formas excepcionales pero igualmente válidas para repartir los bienes. Una de ellas es el testamento ológrafo, el que se escribe de puño y letra. Otra fórmula está pensada para cuando hay peligro "inminente" de muerte. Y hay una tercera que, regulada hace más de un siglo, sigue vigente: la contemplada para casos de "epidemia". Como la que estamos atravesando en la actualidad.

"Cuatro o cinco clientes me han planteado en los últimos días que les gustaría hacer testamento ante notario", afirma el abogado Carlos Borrás. Son personas de mediana edad. "No tengo la percepción de que tengan miedo a fallecer por el coronavirus; más bien es que a raíz de lo ocurrido la gente le da vueltas a la cabeza y se plantea solucionar esta cuestión", explica.

EN DIRECTO


Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad




A Tomás Santodomingo, otro letrado, también le han consultado varias personas, en este caso mayores, sobre la cuestión. "Preguntan si podrían hacer el testamento, están preocupados; lo cierto es que ahora hay mucho tiempo para pensar y para plantearse cuestiones como ésta", dice. Este jurista aclara que, como en otros ámbitos, a causa del Covid-19 los notarios solo tramitan cuestiones urgentes. "Antes de esta crisis he tenido casos en los que fui con notario al hospital para que personas con la salud comprometida testaran, pero con el coronavirus, no creo que precisamente ir a un centro sanitario sea viable", afirma, en referencia al riesgo de contagio y las restricciones hospitalarias adoptadas para evitarlo.

Para el notario vigués José Luis Espinosa de Soto, un testamento siempre es "urgente". "Pero ahora tenemos la instrucción de no salir a firmar fuera del despacho; ante un hipotético caso en un hospital, ir allí no sería lo más recomendable", argumenta. Al respecto de circunstancias extraordinarias, cita las opciones del Código Civil que no requieren intervención notarial. Una de las más conocidas es el testamento ológrafo, que "deberá estar escrito todo él y firmado por el testador, con expresión del año, mes y día en que se otorgue". "Es el manuscrito de puño y letra", aclara Espinosa. Debe protocolizarse, ante notario, los cinco años siguientes al fallecimiento.

Otras fórmulas

Para el abogado Alejandro Rodríguez Cid, en caso de situación extrema, el ológrafo es el testamento "más socorrido y recomendable". "Si una persona está preocupada por su salud, puede hacerlo, y pasada la pandemia, si afortunadamente no le afectó, no tiene más que romper el manuscrito y otorgarlo ya de la forma habitual ante notario", indica. Como Espinosa de Soto, el letrado refiere las otras dos fórmulas excepcionales para testar. Una de ellas es para cuando hay "peligro inminente de muerte". Se puede otorgar ante "cinco testigos idóneos" sin necesidad de notario. Y la otra es para "caso de epidemia", que permite otorgar "ante tres testigos mayores de 16 años". Esta disposición tiene más de un siglo, cuando las pandemias eran frecuentes.

Otro notario vigués, Jaime Romero, afirma que el testamento es una cuestión "delicada" que precisa de "asesoramiento". "Claro que hay situaciones extraordinarias, pero afortunadamente en Galicia la gente suele testar con tiempo. Aquí se habla de la muerte con naturalidad, se tiene presente y pocas veces hay despistes en lo que a esta cuestión se refiere", concluye.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca