14 de marzo de 2020
14.03.2020
Faro de Vigo
Las medidas de prevención en la ciudad

El Concello clausura casi 80 recintos, cierra los parques y prepara la desinfección de calles

El gobierno local suspende hasta el 29 de marzo la apertura de instalaciones y las actividades -Paraliza sus guarderías pero mantiene las becas comedor para familias con menos recursos -Urge a evitar aglomeraciones en Praza do Rei

14.03.2020 | 01:10
Parque infantil precintado por el gobierno municipal, en Praza do Rei, para prevenir el coronavirus // José Lores

Máxima prevención. La crisis sanitaria mundial desatada por el coronavirus ha interpelado al Ayuntamiento de Vigo a la hora de impulsar nuevas medidas de control para minimizar el riesgo de contagio. Con ese objetivo, el gobierno ha decretado el cierre de casi 80 instalaciones y recintos de titularidad municipal, al menos, hasta el próximo 29 de marzo. Además de los museos, bibliotecas o auditorios que dependan del Concello, se echará el cerrojo a las guarderías de titularidad municipal, a los pabellones y complejos deportivos, los centros de formación, empleo y ocio, la oficina de turismo, y los espacios sociocomunitarios en los barrios. También los parques infantiles. El relanzado plan de choque de Praza do Rei, desmenuzado ayer por Abel Caballero, contempla, entre otras iniciativas, la desinfección de calles -especialmente aquellas con más aglomeraciones-, aplaza 15 días la celebración de mercadillos e insta a las concesionarias a extremar las precauciones. Dentro de las suspensiones generalizadas de eventos multitudinarios, cancela definitivamente la Reconquista.

Todo, por la salud pública. "Vamos a estar tranquilos, vamos a tener sosiego, pero vamos a actuar con responsabilidad", declaró el alcalde en una comparecencia atípica, sin medios presentes. Caballero fue explícito: "Esto va en serio, si nos portamos cívicamente y lo hacemos bien, las consecuencias serán infinitamente menores", dijo, en una apelación a permanecer "en casa" y tras reunir al comité de seguimiento del Covid-19.

Por eso, algunas de las medidas adoptadas son puramente de anticipación. Entre las más llamativas destaca el cierre de parques infantiles para prevenir contagios, en línea con las prevenciones de otras comunidades más afectadas, como Madrid. Se precintarán para vetar completamente su acceso. A todos: desde niños, hasta personas adultas y ancianos. Otro paso adelante se acometerá con la desinfección. A sumar a las oficinas municipales, autobuses, taxis o colegios, las labores se extenderán directamente a la calle, sobre todo donde se concentre un mayor número de personas. Allí, explicó Caballero, se efectuarán pulverizaciones, limpias manuales con agua caliente y desinfectantes y se emplearán decapadoras. Además, el Concello establecerá normas para limitar la afluencia en algunos puntos, como en los ascensores del Vigo Vertical, en cuyas barandillas también se desinfectará.

En los casi 80 edificios municipales clausurados, los hay de distintas ramas: museos (MARCO, Pazo Quiñones o Casa das Artes), auditorios (Mar de Vigo), bibliotecas y salas de lectura (Neira Vilas o Fundación Penzol), los centros comunitarios (Bouzas, Casco Vello, Coruxo, Saiáns, Teis), las ludoteca y casas de la juventud (incluido Vigosónico), Vigozoo y la oficina de turismo y, por supuesto, los centros deportivos, desde los complejos de Travesas, Samil o Navia, a los pabellones de cada distrito, los campos de fútbol municipales y las pistas de atletismo de Balaídos.

En la relación del Ayuntamiento figuran las guarderías infantiles a su cargo. Así pues, las de Santa Cristina, Atalia, Santa Marta, Costeira, Tomás Alonso, Bouzas, Mestres Goldar y Navia no podrán abrir sus puertas a partir del lunes, como tampoco podrán hacerlo las escuelas municipales de teatro, música, danza y folk, o las de artes y oficios.

El cierre de colegios, no obstante, no implica una cancelación radical de las becas comedor. El Concello anunció ayer que las mantendrá para las familias con menos recursos, por dos vías: mediante pago adelantado -la recomendada- y a través de un sistema pendiente de afinar, para el que deben informarse a través del teléfono 010. De igual modo el Ayuntamiento buscará la manera de blindar la protección de los 500 auxiliares que atienden a dependientes en sus casas, o que son canguros, para prevenir cualquier tipo de riesgo innecesario. Son clave también para la detección de contagios.

La máxima cautela se ampliará a los bodas civiles, que solo se podrán celebrar con los novios y dos testigos presentes, sin invitados; y a los mercadillos municipales: el de Bouzas del domingo y el previsto en Coia, el miércoles, se cancelan.

Por otro lado, Caballero detalló que se elaborará un protocolo de acceso al edificio del concello y la zona de tramitación -la conocida como lonja- a fin de evitar colas, para lo cual instó a los ciudadanos a pedir cita por teléfono. También las concesionarias del Concello (FCC, Aqualia, Urbaser, Vitrasa, o Máis que Auga) han adoptado medidas de prevención. En caso de FCC (residuos) se harán grupos de atención reducidos. Los funcionarios, por su parte, recibirán medios telemáticos y podrán acogerse a jornadas flexibles para conciliar.

El mensaje de serenidad pronunciado por el alcalde se hizo eco de las escenas de compras masivas en los supermercados, de ahí que Caballero recomendara adquirir una "cantidad normal" de alimentos, dado que "no habrá desabastecimiento". En línea con el cierre de cafeterías y restaurantes en otros puntos de España, el regidor apeló directamente al "sentido común" para fijar espacios suficientes entre las mesas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca