14 de marzo de 2020
14.03.2020
Faro de Vigo

El Chuvi pide suspender cirugías de tarde y no preferentes y Povisa ya lo comunica

-El fin es liberar puestos de reanimación, dotados con equipamiento para atender infectados -El complejo de Beade tratará de transformar en telefónicas las consultas desde el lunes

14.03.2020 | 01:09
Parada de autobús del Hospital Álvaro Cunqueiro. // Marta G. Brea

El Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) ha solicitado la Consellería de Sanidade suspender las cirugías de tarde y limitar las programadas de la mañana a las estrictamente preferentes. Los profesionales están a la espera de la respuesta de Santiago. En el Hospital Povisa ya han remitido un comunicado a los trabajadores en el que se les informa de que " se retrasa la actividad quirúrgica programada y demorable". Son medidas excepcionales para una situación excepcional.

El objetivo es liberar recursos en los hospitales. Las salas de reanimación, a las que pasan los pacientes tras una operación, están dotadas con respiradores y tomas de oxígeno, unos dispositivos similares a los de la Unidad de Cuidados Intensivos. Los profesionales consideran que deberían estar disponibles por si, con la rápida progresión del número de casos, se quedan cortos los 30 puestos en UCI. Las "reas" aportan otros 45.

Con el aplazamiento de intervenciones también se liberan camas en planta y se evitan las nuevas citas que generan las cirugías, como revisiones o rehabilitación. También reduce el número de personas que entra en el complejo para tratarse o para acompañar. Además, también se le daría descanso al personal, al que no se le ha anulado los permisos de las próxima semana, pero sí se le ha pedido que esté "alerta". En especial a los trabajadores de UCI, Reanimación, Interna, Neumología, Urgencias, Pediatría, Radiología Familia, Microbiología y Enfermería.

La Gerencia del Chuvi y los jefes de servicio también han adoptado otros acuerdos para reducir la frecuentación en un edificio por el que, en un día normal, pasan entre 8.000 y 10.000 personas -4.000 de ellas, profesionales-. Así, desde el lunes los distintos servicios tratarán de convertir en telefónicas las consultas que ya tienen citadas y que se pueden resolver sin presencia física. En este último caso, solo se verán las no demorables y se aplazarán el resto. A los pacientes que tengan que acudir a Beade se les recuerda que es mejor que lo hagan solos y, si llevan acompañante, que no tenga síntomas y sea menor de 70 años.

Se plantean usar los mismos criterios para las pruebas y tratamientos ambulatorios.

En el hospital de la calle Salamanca los trabajadores ya recibieron ayer un comunicado en el que les informaban del aplazamiento de las operaciones programadas demorables, "así como las consultas externas y pruebas diagnósticas no preferentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

FaroEduca