El Ifevi es desde el pasado jueves un enorme concesionario en el que hay hueco para casi todo tipo de vehículos. El 29.º Salón del Automóvil y de la Motocicleta de Vigo, que se prolongará hasta el domingo, es testigo de las novedades y de los clásicos de más de 60 marcas de cuatro y dos ruedas. En la jornada de ayer, los Ferrari, Lamborghini y Aston Martin acapararon las cámaras de los visitantes, que pudieron echar un vistazo a la oferta del recinto y, a su vez, disfrutar de simuladores de carreras, degustar chocolate y probar chucherías. Uno de los estands más frecuentados fue el del fabricante Tesla, que debuta en este evento.

Y es que la opción eléctrica ya comienza a solicitar un cacho más grande de la tarta de la automoción. Así lo reflejaba uno de los comerciales del área de Tesla, Álex, que reconocía el éxito de ventas que están registrando estos modelos. "Los clientes preguntan por la autonomía, por el tiempo de carga y por los precios. Ahora, tenemos gamas de productos más baratas. Les llaman la atención el diseño, la potencia y la tecnología. Son totalmente diferentes a la competencia, únicos", aseguraba.

Misma situación exponía el encargado de Citröen y DS en el evento, Manuel, quien destacó la creciente demanda de coches eléctricos e híbridos. "Los conductores empiezan a apostar por las energías renovables: la información que les llega va por esa línea y es la tendencia que ha tomado el mercado", comentaba antes de reconocer que el sector está "pendiente" de que se concedan "subvenciones que valgan la pena" y animen todavía más a los compradores, que pueden disfrutar de descuentos "de hasta el 40%" en vehículos industriales expuestos en el recinto ferial. Lamentaba, sin embargo, el "miedo" generado por el coronavirus: "Se nota menos afluencia de visitantes que otros años".

Laura, de Opel, confirmaba el cambio de preferencias de los clientes: "Crece la demanda de coches menos contaminantes. De hecho, el Corsa 100% es de los vehículos que más interés está generando en el estand", desvelaba. En el caso de la marca alemana, las rebajas, de hasta el 25%, no animan todavía a los vigueses. "Esperemos que venga más gente con la llegada del fin de semana", apuntaba.

Al igual que sus compañeros, Óscar, comercial de Mitsubishi, Subaru y SsangYong, advertía un crecimiento en el interés por los automóviles eléctricos en la segunda jornada del Salón del Automóvil y de la Motocicleta de Vigo, sobre el que tiene "buenas expectativas", con rebajas de entre el 20 y el 30%. "Los clientes se interesan por la novedad, por los SUV y, sobre todo, por los vehículos respetuosos con el medio ambiente: hay mucha conciencia", aseveraba.

Ofertas "considerables"

Luis, Nicolás y Arón acudieron al Ifevi para echar un vistazo a las novedades del evento. Los coches que más tiempo les quitaron fueron los cupés, las motos y, sobre todo, el Ford Mustang, que "estaba muy bonito". "Es la primera vez que venimos. Las ofertas son considerables", comentaban, a la vez que se lamentaban por la falta de algunos modelos: "Buscamos los últimos Seat León y Volkswagen Golf, pero no están".

También para observar lo que se mostraba en el Salón del Automóvil, José Luis y Mariano decidieron pagar la entrada, que consideraron "un poco cara". "Venimos a mirar la oferta que hay de cuatro y de dos ruedas. Estoy pensando en un Mazda que esté entre los 20.000 y los 25.000 euros", destacaba el primero. "Los coches que más nos gustaron fueron los Tesla, los Ferrari y los Lamborghini", apostillaban.

Edu y su hijo pequeño Roi decidieron pasar la tarde comprobando las novedades de la cita olívica del motor. "Estamos observando; no compraremos nada, ya que tenemos un coche de renting", explicaba el padre, quien apostó por el jueves para acudir al recinto ferial "por la poca afluencia" que habría con respecto al fin de semana. "Es una oportunidad muy buena para que el niño vea coches y para sacar fotos y pedir folletos. El que más le gusta es el Opel Astra. El evento es impresionante y me encanta, pero me gustaría que hubiese concepts", desvelaba.