Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca prepara su oferta por el edificio de informática de Caixanova

El Consorcio quiere convertirlo en un centro de negocios y "start-ups" vinculado a la Universidad

Vista general del antiguo centro informático de Caixanova (hoy de Abanca) en López Mora. // R. Grobas

Vista general del antiguo centro informático de Caixanova (hoy de Abanca) en López Mora. // R. Grobas

La apertura en Vigo del primer centro de negocios y emprendimiento de la Zona Franca está un paso más cerca. El Consorcio que pilota David Regades ultima su oferta a Abanca para hacerse con los más de 14.000 metros cuadrados del antiguo complejo de informática de Caixanova en López Mora después de recibir recientemente la tasación oficial por parte del Ministerio de Hacienda, que valora el conjunto de inmuebles, que llevan años vacíos y sin uso, en 12,2 millones de euros, una cifra muy próxima a la que pide la entidad financiera, según ha podido saber FARO.

Zona Franca, que lleva meses trabajando en este proyecto, asegura que la Universidad de Vigo jugará un "papel destacado" en estas nuevas instalaciones, sobre todo en lo que se refiere al apoyo a las start-ups

El Consorcio había puesto en marcha el pasado junio la búsqueda de un edificio en el entorno urbano para crear el que sería su primer centro de negocios en al ciudad: los dos existentes se encuentran en polígonos de A Granxa (Porriño) y Porto do Molle (Nigrán).

Zona Franca ponía como requisito que debería tener más de 10.000 metros cuadrados de superficie, lo que limitaba las opciones prácticamente al antiguo macrocomplejo de informática de Caixanova entre López Mora y Tomás Alonso, formado por cuatro inmuebles de tres y cuatro plantas que suman algo más de 14.000 m2 sobre una parcela de 8.500 m2, en los que la extinta caja tenía su equipo de desarrollo de aplicaciones informáticas (edificio 1), la Universidad Corporativa Caixanova (2), oficinas en alquiler (3) y se realizaban tareas administrativas de la propia entidad financiera (4).

Para esta iniciativa, el Consorcio había planificado un presupuesto máximo de 15 millones de euros -un importe superior incluso al que se destinará al World Car Center de Portanet- para la compra y adecuación de las instalaciones para un centro de negocios y emprendimiento.

La operación estaba pendiente de una tasación oficial por parte del Ministerio de Hacienda que la Zona Franca acaba de recibir, y que una vez examinados todos los inmuebles del recinto, fijan su valor en 12,2 millones de euros, según ha podido saber este periódico. Se trata de una cifra cercana a lo que en las conversaciones privadas que habrían mantenido Abanca y el Consorcio le habría reclamado la entidad financiera gallega. NCG había desmantelado todo el servicio tecnológico del banco a comienzos de 2014 y desde entonces estas instalaciones han estado a la venta a la espera de comprador.

Usos

UsosEn cuanto a los usos, Zona Franca quiere que sea centro de negocios y de apoyo al emprendedor, con un claro retorno económico para sus arcas, pero también está abierta a alianzas con la Universidad de Vigo, que ya ha manifestado en los últimos meses de acercar todavía más su actividad al corazón de la ciudad.

De hecho, se ha interesado por ejemplo en los actuales edificios de los juzgados, que quedarán vacíos cuando se produzca el traslado de la actividad judicial a la nueva Ciudad de la Justicia en el antiguo Xeral; sigue adelante con los planes del edificio Faraday en la ETEA, y acaba de llegar a un acuerdo con la Xunta de Galicia para ocupar también varios locales vacíos situadas en el Casco Vello con emprendedores surgidos de sus campus.

Compartir el artículo

stats