Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo apura un febrero "veraniego": el más cálido y uno de los más secos de la década

El termómetro llegó a 23,4º | Solo llovió nueve días durante los que se recogieron 45 l/m2, casi seis veces menos que en 2014

Transeúntes disfrutando del buen tiempo, ayer, en Montero Ríos. // J. Lores

Transeúntes disfrutando del buen tiempo, ayer, en Montero Ríos. // J. Lores

Vigo enfila la última semana de uno de sus febreros más veraniegos, con temperaturas primaverales y un saldo de precipitaciones que poco tiene que ver con el de otros inviernos. Aunque faltan aún varios días para que el mes se despida, jornadas que -según Meteogalicia- van a estar marcadas por un descenso en los termómetros y la presencia de lluvias, el balance actual destaca en la serie histórica. A lo largo de las últimas semanas la estación meteorológica situada en Avenida de Madrid contabilizó una temperatura media de 13,2º, el valor más alto para un mes de febrero desde al menos 2011, primer ejercicio del que aporta datos el observatorio gallego en ese punto de Vigo. En el campus, donde hay instalado otro sensor, el resultado fue algo más bajo, 11,6º, lo que no impide que siga siendo la media más alta para un febrero desde 2008, cuando se alcanzaron 12,1 grados.

La marca se logró más por la suavidad de las mínimas que el alza de las máximas. De nuevo según las mediciones realizadas por Meteogalicia en Avenida de Madrid, el valor más frío registrado en lo que va de mes fue de 4,6º, sensiblemente por encima de los años anteriores. En febrero de 2019, por ejemplo, el mercurio llegó a descender a 2,3º, un año antes a 1,9º y el anterior a 3,5º. De hecho sería le temperatura mínima más cálida de la década. No ocurre lo mismo con los valores máximos. El valor más elevado que ha indicado el mercurio desde el pasado día 1 fue de 23,4º, unas décimas por debajo del que había marcado un año antes, cuando se situó en 23,8º. A pesar de esa circunstancia, el dato es ligeramente más alto de lo habitual y supera al de los anos anteriores. En 2014, por ejemplo, los termómetros no pasaron de 16,2º.

El mes está siendo también parco en borrascas. A la espera de cómo se substancien las lluvias que Meteogalicia prevé para hoy y el jueves, el de 2020 está siendo uno de los febreros más secos de los últimos años. Meteogalicia ha contabilizado nueve jornadas pasadas por agua, el tercer dato más bajo de la última década. En 2019 el observatorio gallego registró mediante su sensor de Avenida de Madrid ocho días de lluvias durante los que se recogieron 48,3 litros por metro cuadrado (l/m2) y en 2012 sumó tres jornadas con un parco saldo de 4,5 l/m2. En lo que va de febrero, el balance es de 45,1 l/m2, lo que apunta a que probablemente el mes se cierre por encima de los valores de 2018 y 2012, aunque muy por detrás de los de años pasados. Hace apenas un lustro, en 2014, por ejemplo, Meteogalicia anotó un febrero excepcionalmente lluvioso que dejó un saldo de 258,9 l/m2, casi seis veces más que el resultado del mes actual.

Balance de los embalses

A pesar del discreto balance de precipitaciones de febrero, los embalses de los que se surte Vigo se mantienen a un buen nivel. El último boletín divulgado por Augas de Galicia, emitido hace justo una semana, el lunes 17, mostraba que Eiras estaba al 86,2% de su capacidad y Zamáns al 92,19%. Ambos estarían por encima de la medida de las presas dedicadas al abastecimiento, que se situaba en 76,64%. En enero Meteogalicia contabilizó 122,4 l/m2 en el centro del casco urbano, en diciembre 215,8 y en noviembre 305,6, resultado -este último- que lo convirtió en el mes más lluvioso desde enero de 2016, cuando se alcanzaron los 306,7 litros.

Compartir el artículo

stats