25 de febrero de 2020
25.02.2020
Faro de Vigo

Los hoteles arrancan 2020 con un descenso de actividad por la pérdida de turistas extranjeros

En enero los alojamientos acogieron a casi 24.900 viajeros -El turismo nacional logra su mayor nivel de la década mientras el llegado de otros países cae un 9%

25.02.2020 | 01:55
Los hoteles arrancan 2020 con un descenso de actividad por la pérdida de turistas extranjeros

La pérdida de visitantes extranjeros agua el arranque de año a los hoteles de Vigo. Al menos así lo refleja el Instituto Nacional de Estadística (INE), que en su último balance oficial muestra que los alojamientos de la ciudad sufrieron en enero una ligera pérdida de turistas y pernoctaciones. A pesar del tirón de la campaña de Navidad y de que el alumbrado se mantuvo durante buena parte de la primera mitad del mes -se apagaron el domingo 12-, los hoteles anotaron 1.600 pernoctaciones menos que durante el mismo mes de 2019.

La tablas del INE reflejan que a lo largo de enero se alojaron en los hoteles de la ciudad casi 24.900 turistas que pagaron por 54.200 noches. En el primer caso se trata de unos 200 visitantes menos que en 2019, lo que representa una ligera caída del 0,9%. En el segundo, la pérdida es algo más pronunciada y alcanza el 2,9%. En cualquier caso, el resultado sigue estando muy por delante del que anotaba el sector hace apenas un lustro, cuando el fenómeno de la Navidad viguesa no lograba el alcance que tiene ahora en periódicos, radios y televisiones de ámbito estatal e incluso internacional. Los diez millones de bombillas led desplegados a lo largo y ancho de la ciudad para engalanarla atrajeron, en diciembre, la atención de cadenas y diarios de todo el país e incluso mereció un artículo en The New York Times, uno de los rotativos con más alcance y prestigio de todo el globo.

El alumbrado de Navidad se convirtió ya desde finales de noviembre en un reclamo turístico que permitió a los hoteles colgar el cartel de "no quedan plazas" durante semanas. Prueba del éxito de la campaña es que, -según los datos del propio INE- durante el último mes del año la afluencia de visitas se disparó un 37% y las pernoctaciones un 51%, lo que permitió al sector cerrar con cifras récord.

La caída de enero se explica por el "pinchazo" del turismo internacional. Mientras el nacional creció ligeramente, con 300 visitantes más que en enero de 2019 y se alzó a su mayor nivel desde 2008, el segundo sufrió un descenso del 8,6%, con casi medio millar menos que el año pasado. Una de las claves podría ser la escasez de conexiones internacionales en Peinador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca