Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ciclista que quedó parapléjico en el Monte Alba demanda por vía civil a los comuneros

El escrito se presentó el mes pasado y reclama una indemnización que ronda el millón de euros | Los demandados fueron absueltos de colocar la piedra que provocó el accidente

La víctima del siniestro (en silla de ruedas), a su entrada en los juzgados de Vigo cuando se celebró la vista penal, en junio de 2018. // Marta G.Brea

La víctima del siniestro (en silla de ruedas), a su entrada en los juzgados de Vigo cuando se celebró la vista penal, en junio de 2018. // Marta G.Brea

Tras una primera sentencia absolutoria por vía penal, el ciclista que sufrió un grave accidente en el Monte Alba (Valladares) tras chocar contra una piedra colocada a propósito en el camino forestal por el que discurría con su bicicleta recurre ahora a la jurisdicción civil al interponer una demanda contra los comuneros y una aseguradora para reclamar la indemnización por los gravísimos daños que le dejó el suceso, ocurrido ya hace cinco años y medio.

La demanda, según precisaron fuentes próximas al caso, se presentó el mes pasado y dicha reclamación asciende a una cifra cercana al millón de euros, cantidad ligeramente inferior a la cuantía que reclamaba en el proceso penal, que se saldó en 2018 con un fallo de la Audiencia de Vigo en el que absolvía a los ahora demandados de haber colocado en el camino las piedras que lo dejaron parapléjico. Esta rebaja obedecería a la ausencia de facturas debido al paso del tiempo desde que tuvo lugar el fatídico accidente.

Fue ya en 2019, cuando un Juzgado de Primera Instancia de la ciudad, convocó un acto de conciliación previo que concluyó sin acuerdo, lo que llevó a la representación legal del ciclista a formalizar una demanda para ir a un segundo juicio, en este caso civil, contra la Comunidad de Montes de Valladares y una compañía aseguradora, según estas mismas fuentes.

De celebrarse, será la segunda ocasión en la que ambas partes se encuentren en una sala de vistas. La primera tuvo lugar en junio de 2018 en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo. Fiscalía y acusación particular solicitaban para los entonces cuatro comuneros acusados de causar el accidente al colocar la piedra con la que el ciclista terminaría impactando penas de prisión y una indemnización de entre 800.000 y 1,5 millones.

El accidente

Los hechos ocurrieron el 4 de septiembre de 2014 cuando la víctima descendía con su bicicleta de montaña por el sendero que discurre desde la capilla del Monte Alba. El deportista no pudo evitar el impacto contra una roca y salió despedido contra los restos de un muro de piedra.

Aunque los magistrados no tuvieron dudas de que la roca con la que chocó el ciclista y dos piedras más que había en ese sendero fueron puestas allí a propósito, como consecuencia de "una acción humana producida de forma voluntaria", concluían que "no se ha acreditado" que los cuatro comuneros -el entonces vicepresidente segundo de la Comunidad y tres miembros de su cuadrilla- estuviesen implicados en ello, por lo que fueron absueltos. Los cuatro reivindicaron en todo momento su inocencia.

La sala no estimó probados la mayoría de indicios expuestos por las acusaciones, más teniendo en cuenta el principio de in dubio pro reo. No se demostró "un clima de animadversión" de los comuneros hacia los ciclistas que motivase que se pusieran esas piedras - solo "ciertas disputas o críticas"-. Tampoco vieron probado que aquella tarde los acusados "hubieran tenido tiempo" de colocar los obstáculos, ni tampoco, señalan, "de que hubieran subido por el camino donde se movió la piedra". "Es cierto" que la piedra "se colocó" y causó el grave siniestro. Y que los acusados estaban en las inmediaciones "en ese lapso de tiempo". Pero las pruebas, esgrime el fallo, no aportaban la "certeza" necesaria para dictar un fallo condenatorio.

Compartir el artículo

stats