20 de febrero de 2020
20.02.2020
Faro de Vigo

Los tres polizones del "Harald Maersk" regresan a Guinea tras 11 días retenidos

-Un jet privado alquilado por la naviera danesa los esperaba en Peinador para su repatriación -Los africanos mostraron su rechazo entre lloros

20.02.2020 | 01:08

Once días después de que el capitán del Harald Maersk pidiese atracar en el puerto de Vigo por el descubrimiento -según indicaron, cuando navegaban frente a las Cíes- a bordo de tres "incontrolables" polizones, estos ciudadanos naturales de Guinea Conakry fueron repatriados a su país entre sollozos y casi gritos de auxilio. Una decena de agentes de la Policía Nacional se trasladaron en torno a las 10.00 horas de la mañana al petrolero, si bien o sería hasta las 12.00 cuando procedieron al desembarco de los tres jóvenes africanos, retenidos desde el pasado día 9 en el interior de la embarcación que hacía ruta hasta Holanda.

Los agentes procedieron a su traslado hasta el aeropuerto de Peinador donde un jet privado alquilado por la propia naviera los llevó de vuelta al país guineano. Los tres jóvenes descendieron del petrolero casi desesperados, tratando de evitar subirse a los coches policiales que los trasladarían de nuevo al país del que intentaron escapar o huir sin éxito. Uno e ellos intentó incluso, días antes, escapar aprovechando la marea baja para saltar desde el petrolero al muelle y pese a lanzarse a correr hasta superar el Centro Comercial A Laxe acabó acorralado en los pantalanes.

Ayer el escenario y la situación fue mucho más dramática. Era una cuenta atrás para regresar a África. Los tres polizones ocultos, entre lágrimas, abandonaron el navío y aunque se negaban a entrar en los furgones, en ningún momento se comportaron de forma violenta. Ya en los vehículos también mostraron su negativa a la repatriación con alguna patada de rabia y desesperación, ante una situación que no tiene marcha atrás.

Ya en el aeropuerto, de su seguridad se encargaron vigilantes de la propia naviera danesa, tal y como rigen las leyes internacionales. Todo el proceso se dilató varias horas por problemas "administrativos ajenos a España", indicaron fuentes policiales.

Partida

El Harald Maersk partió finalmente del puerto vigués en torno a las 20.00 horas once días después de su atraque. Desde el buque apelaron a la supuesta violencia de polizones como pretexto para justificar su desembarco en tierra y poder continuar así su ruta hacia Holanda. Pero los polizones ni eran tan violentos como los dibujaron ni fueron localizados en tal fecha.

El registro de su posicionamiento satelital revela que el buque se adentró a continuación en aguas cercanas a Gibraltar para embarcar -desde el mar- a vigilantes de seguridad de una empresa británica. Como se supone que estos guardias tenían la misión de custodiar a los polizones durante la travesía, para la Policía queda claro que estuvieron controlados en todo momento por lo que descarta esos problemas que supuestamente generaron al capitán y la tripulación alegados por la naviera para dejarlos en España. Además, si así hubiera ocurrido cuando navegaba durante la tarde-noche del pasado viernes 7 frente a Cíes pudo haber informado al patrullero de la Armada Mahón.

Este buque militar estableció un contacto rutinario al que el petrolero respondió pero sin informar de la presencia de polizones a bordo ni solicitando auxilio por un problema generado por estos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

FaroEduca

#juntosdesdesiempre


Juntos desde siempre

Como apoyo al sector de la hostelería en su vuelta a la actividad, FARO DE VIGO entregará el periódico de forma gratuita durante 15 días a todos los negocios que reabran sus puertas