13 de febrero de 2020
13.02.2020

Fuga exprés de un polizón del "Harald"

13.02.2020 | 01:59
Al fondo, y de espaldas, el polizón tras ser detenido en A Laxe. // FdV

Uno de los tres polizones del Harald Maersk, el petrolero que lleva atracado en la Estación Marítima desde el pasado sábado, trató de fugarse en la mañana de ayer y de no ser por la rápida intervención de agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y de Portuaria a estas horas tal vez pudiera estar disfrutando de esa libertad en tierras europeas que soñó al colarse en el buque junto a sus compañeros desde un puerto de su país natal, Guinea Conakry.

Tampoco le ayudó mucho a cumplir su ansiado objetivo la ruta elegida para escapar, un error comprensible en quien apenas ha pisado suelo vigués salvo para el reconocimiento médico. A pesar de haber superado el reto más difícil, abandonar el barco y lograr salir de una terminal en teoría de acceso y entrada muy restringida, el guineano optó por dirigirse hacia la zona más transitada de las inmediaciones, la dársena deportiva del Náutico contigua al embarcadero del transporte de ría.

Según testigos presenciales, cuando el polizón deambulaba por aquí parecía como desorientado y en un momento dado, no se sabe si por temor a que lo descubrieran, saltó al interior de la dársena, un recinto que siempre permanece cerrado. Pero en ese momento ya se dirigían a su encuentro un buen número de agentes de los citados cuerpos de seguridad. Estos efectivos ni siquiera necesitaron insistirle para que se entregara, y con igual actitud pacífica, accedió sin rechistar a que lo condujeran de vuelta al petrolero, no sin antes superar una rápida revisión médica por orden de los responsables de la Brigada Extranjería de la Policía Nacional para descartar posibles daños por su saltó a interior de la dársena.

Desde que el pasado viernes el capitán del petrolero danés informó por radio a los controladores marítimos gallegos de la localización de tres polizones, intrusos que, incidía, se comportaban de forma muy violenta hacia la tripulación y entre ellos mismos, su armadora ha tratado que las autoridades españolas permitiesen el desembarco en tierra de los tres africanos para que su buque pudiera zarpar hacia Holanda. Todos estos intentos han resultado infructuosos. Y todo apunta que el Harald Maersk zarpará en breve pero con los polizones a bordo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca