Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenada a tres meses de alejamiento de su hijo por golpearlo y llamarle "don nadie" por sus malas notas

Penas mínimas al apreciarse que la mujer atravesaba una difícil situación en esa época -Un informe de la Xunta indica que la relación entre la madre y el niño, que fueron juntos al juicio, ya está normalizada

El caso contra la madre acusada de someter a su hijo menor a "constantes" malos tratos físicos y vejaciones por sus problemas de estudios y domésticos ha derivado en penas mínimas. La mujer se conformó en una vista celebrada ayer en Vigo con dos meses de cárcel -que se sustituyen por 360 euros de multa-, 50 días de trabajos en beneficio de la comunidad y tres meses de alejamiento y de prohibición de comunicación con el niño.

Aunque la fiscal pedía en su escrito casi tres años de prisión, finalmente rebajó su solicitud tras introducir una atenuante muy cualificada de enajenación mental al tener en cuenta las circunstancias personales y dificultades que atravesaba la encausada al tiempo de los hechos, por su situación económica y por la poca relación que tenía hasta ese momento con el niño. La abogada de la mujer presentó ayer en la vista un informe de la Xunta que indica que, a día de hoy, la situación de ésta con su hijo está normalizada y, de hecho, ambos llegaron y estuvieron juntos ayer en los juzgados. Dada la pena de alejamiento impuesta que prohíbe el contacto entre ambos durante tres meses, las fuentes consultadas apuntan a que probablemente la defensa pedirá el indulto de cara a intentar evitar la imposición de esta medida.

Golpes en la cabeza

La Fiscalía relata en su escrito que las agresiones se prolongaron más de un año, hasta que en junio de 2019 la tutora del niño en el colegio lo acompañó al médico. Fue concretamente en 2018, cuando la mujer comenzó presuntamente a maltratar físicamente a su hijo, "propinándole bofetadas injustificadas, repetidos golpes en la cabeza y nuca, arañazos y tirones de pelos y de orejas" y "llamándole en dichos episodios 'burro' y 'don nadie".

Junto a este "constante" contexto de maltrato físico e insultos, la fiscal describe dos episodios ocurridos ya en la primavera de 2019. Uno de ellos el 24 de abril, cuando, expone la acusación pública, la madre golpeó a su hijo en las piernas "con un cable". Cita otro episodio sucedido algo más de un mes después, cuando la mujer supuestamente propinó al menor "un fuerte puñetazo" en el ojo izquierdo.

Tres días después, a consecuencia de esa última agresión y de otros golpes, la tutora del menor en el colegio lo acompañó al médico. En dicha exploración se le detectó un hematoma periorbitario en el ojo izquierdo, así como hematomas en el brazo derecho y en la rodilla y parte interna de la pierna derecha. También un arañazo en la sien.

La mujer fue condenada como autora de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar y, en relación a los dos episodios que se desarrollan en el escrito de la fiscal, se le imponen otros dos delitos de maltrato no habituales. La sentencia ya es firme.

Compartir el artículo

stats