08 de febrero de 2020
08.02.2020

La abogacía, "trinchera infinita" que definen como "maravillosa"

-Siete letrados del ICA Vigo son homenajeados tras 40 años de ejercicio -"Esta profesión en vez de minarnos, nos engrandece",reflexiona Carballo

08.02.2020 | 01:00
Los abogados vigueses homenajeados ayer en un acto celebrado en el Auditorio Mar de Vigo. // R. Grobas

"¿Qué tiene esta profesión que en lugar de minarnos, nos engrandece?", se preguntaba la decana de los abogados Lourdes Carballo durante su intervención en la festividad del Colegio. Esta cuestión fue contestada de forma indirecta por la media docena de letrados homenajeados con la Insignia de Oro por sus 40 años de ejercicio ininterrumpido. "Acerté antes y si volviese atrás mi elección sería la misma", "Fui feliz, volvería a empezar", "Merece la pena ser vivida", fueron algunos de los comentarios que los homenajearon brindaron a su profesión: la abogacía, una "trinchera infinita" pero de la que todos dicen que "ha sido maravillosa".

José Luis Feijóo Borrego, Ana María Bouzo Pérez, Jorge Antonio Sequeiros Franco, José Manuel Rodríguez Álvarez, Joaquín Fausto Hervada Yáñez, María Teresa Fernández Medeiro y María de los Ángeles Seoane Prieto fueron los agasajados con esta distinción del ICA Vigo, acto que tuvo lugar en el hall del Mar de Vigo. Al acto asistieron, entre otras personalidades, el juez decano Germán Serrano, del presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra, Francisco Estébanez Menéndez, el fiscal jefe provincial, Juan Carlos Aladro, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, el alcalde de Vigo, Abel Caballero y la delegada de la Xunta en el área, Corina Porro.

Amenizados por el coro del propio Colegio, las autoridades hicieron entrega de la Insignia a los colegiados. Bouzo destacó la mezcla de "suerte, tesón y trabajo" como el secreto de estos 40 años de profesión, a la vez que apremió la llegada e la digitalización "como un nueva herramienta de trabajo".

Para MªÁngeles Seoane, el de ayer fue el "fin de un capítulo" y con lágrima en los ojos, reconoce haber sido muy feliz a lo largo de toda su vida profesional. Por su parte, José Luis Feijoó tuvo un especial mensaje de agradecimiento para su mujer, también abogada, al igual que su hija. Mª Teresa Fernández desmitificó la "contienda" que en muchas ocasiones se define a la profesión, a la que tildó de "apoyo" y "lealtad". Por último, Jº Manuel Rodríguez se mostró encantado por este acto, especialmente por "poder sobrevivir a la abogacía" y lo hizo recordando su primer juicio en la Audiencia de Pontevedra.

Todos ellos así como más de un centenar de compañeros tomaron parte después de un aperitivo en el auditorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes