Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta respalda el área de Recaré al adecuar sus accesos y solo pide mejorar su integración

Medio Ambiente aprueba el parque comercial tras rediseñar su red viaria con una turboglorieta y un puente sobre la A-55 - La urbanización podría arrancar en un año, una vez logre el encaje municipal

A la segunda fue la vencida. La Consellería de Medio Ambiente acaba de remitir un informe favorable relativo al impacto ambiental que supondría para la zona de Bembrive, concretamente en el entorno del Seminario, la urbanización de un gran complejo de ocio, negocios y restauración: el parque comercial de Recaré. Un año después de recibir la primera negativa del Ministerio de Fomento -que concluyó que estaba "directamente afectado" por la reserva de suelo establecida para levantar la variante del tramo Porriño-Vigo- y que obligó a paralizar la tramitación del plan, sus promotores han estado trabajando especialmente en el rediseño de los accesos al complejo así como en su red viaria. El actual planteamiento urbanístico fue registrado el pasado 13 de diciembre, y tras ser expuesto a consulta pública y estudio, los diversos informes sectoriales han sido positivos: solo tendrá que mejorar su integración paisajística y acondicionar dos antiguos lavaderos situados en la zona.

Para solucionar las indicaciones negativas recibidas en el primer informe ambiental, los promotores solicitaron una autorización de accesos que cambia significativamente la inicial. Para ello, se proyectan hasta cuatro rotondas y un paso elevado sobre la A-55 que permite, por un lado, acceder directamente al complejo y por otro incorporarse de nuevo a la autovía o continuar por los viales de Bembrive. También está proyectada una turborrotonda para redirigir mejor el tráfico y evitar atascos.

Estos nuevos enlaces circundantes también conectan con los viales secundarios de Bembrive, acercando las zonas colindantes, como por ejemplo el hospital Meixoeiro o el polígono comercial del mismo nombre. Además de los accesos, otros informes sectoriales negativos afectaban a la edificabilidad y a la altura. Sobre esta última, se ha limitado la altura de las plantas hasta los 18 metros como máximo, rebajando así su impacto visual. Se reduce también las plazas programadas de aparcamiento hasta las 1.500 en subterráneo y 206 en exterior. En cuanto a la edificabilidad, se rebaja su superficie a los 56.000 m2 dividida en cuatro zonas: el gran complejo comercial; al norte, la ubicación de una gasolinera y un punto de restauración y al sur, una zona destinada a superficies comerciales de menor tamaño.

Haz click para ampliar el gráfico

Este visto bueno de Medio Ambiente validaría urbanísticamente al Concello para la realización del trámite de la ordenación provisional -el ámbito sobre el que se actúa plantea recuperar la ordenación del PXOM de 2008 anulado-. Una vez esté aprobada definitivamente esta ordenación provisional por el Ayuntamiento, se inicia el proyecto de compensación, urbanización y edificación, gestionado con el Concello, para la obtención de la licencia; lo que ya permitiría arrancar las obras en un plazo de 10-12 meses.

Compartir el artículo

stats