06 de febrero de 2020
06.02.2020

El Sergas reconoce "presión asistencial" en el Cunqueiro y refuerza las camas

Gripe e infecciones respiratorias provocan un pico de actividad en urgencias

06.02.2020 | 01:10

Los vigueses continúan sufriendo el pico del virus de la gripe y desde el Sergas reconocen una elevada "presión asistencial" en el hospital Álvaro Cunqueiro. Hay que tener en cuenta que la media de pacientes atendidos en el servicio de urgencias del hospital fue en enero de 412 al día, 42 más que el promedio del año pasado. El pasado lunes, además, se batió el récord de asistencia, con 513 enfermos atendidos. Por ello estos días se han tenido que abrir diez camas nuevas que suman ya un total de 125 de refuerzo entre el Meixoeiro y el Cunqueiro para hacer frente a la gripe. "No hay ningún problema de camas. Todos los pacientes tienen una asignada", incide una portavoz del Sergas.

La mayoría de personas que llegan a las urgencias del hospital sufren gripe o infecciones respiratorias propias de la estación invernal. Además de aumentar el número de camas, el servicio de urgencias cuenta desde noviembre con un equipo más de profesionales compuesto por médico, personal de enfermería, auxiliar y celador, además de reforzar los servicios de Neumología y Medicina Interna.

El sindicato se enfermería Satse, por su parte, denuncia la aparición de problemas de saturación y colapso en el servicio de urgencias del hospital Álvaro Cunqueiro "por la falta de suficientes recursos humanos y materiales" para atender la creciente demanda asistencial motivada por la gripe. Satse denuncia que en un momento del día de ayer había 17 pacientes pendiente de cama y d que dos enfermos tuvieron que pasar la noche en camillas.

"Nos preocupa la situación que están viviendo los pacientes, pues según pasan las horas, lejos de mejorar empeora. Todo esto, sumado a la sobrecarga de trabajo que tienen las enfermeras en las plantas de hospitalización, hace que los enfermos no suban a las plantas con la celeridad que a las profesionales les gustaría", explican desde Satse. El Sergas insiste en que no hay ninguna situación de colapso y que la situación actual de presión asistencial en urgencias "entra dentro de la normalidad".

Ante momentos como este, con una fuerte demanda asistencial, Satse reitera que las distintas gerencias de los servicios de salud "no deben actuar únicamente cuando ya se han vivido distintos episodios o situaciones de colapso con el refuerzo puntual de las plantillas o la apertura de nuevas camas, sino que se debería tener todo preparado y listo para ofrecer la mejor atención posible a ciudadanos y pacientes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca