DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pleitos contra multas de radares de la DGT repuntan en los juzgados contenciosos

-Los litigios de sanciones se pusieron a la cabeza en 2019 en estas salas con casi 180 casos -Este año arranca con un aluvión de 60 demandas de médicos por la carrera profesional

Hugo Barreiro

Hugo Barreiro

Como si fueran una montaña rusa, los juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Vigo han experimentado en la última década acusadas oscilaciones no solo en lo que a su carga de trabajo se refiere, sino también en el tipo de demandas que, en un momento u otro, predominan sobre las demás. El 2019 que acabamos de dejar atrás no fue una excepción y ha destacado por el hecho de que, tras años relegados a otros puestos, los pleitos contra sanciones han vuelto a ponerse a la cabeza en este jurisdicción. Con casi 180 litigios de esta materia presentados -lo que supone una media de tres semanales-, los que repuntaron especialmente fueron los recursos contenciosos de conductores contra multas de tráfico: concretamente contra las derivadas de radares de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los dos juzgados de esta especialidad de la ciudad registraron a lo largo de 2019 algo más de 760 casos. En un análisis general se detecta un notable descenso de litigiosidad con respecto a ejercicios anteriores teniendo en cuenta que la media anual se suele situar en el millar de asuntos e incluso por encima. Hay que remontarse a la época del tasazo del exministro Gallardón para encontrar cifras tan o más bajas, como los únicamente 651 pleitos contabilizados en 2013.

Regresando al pasado año y analizando ya el tipo de procedimientos, los que se situaron en primer lugar fueron los de sanciones. Son casi el 25% del total. Y lo que se ha detectado aquí es un repunte de recursos contra multas de tráfico, que en ejercicios anteriores no habían tenido un peso demasiado significativo. Y la mayoría son para recurrir sanciones de excesos de velocidad captados por radares. Precisamente, a principios de 2019, algo que seguramente animó a otros automovilistas a demandar, trascendieron dos sentencias de un juzgado contencioso de Vigo y de otro de Pontevedra que anularon sendas denuncias por no aplicarse los márgenes de error de estos aparatos de medición de velocidad.

Haz click para ampliar el gráfico

También dentro de la materia de sanciones, pero con un peso mucho menor, hubo litigios por multas impuestas a establecimientos por vender alcohol a menores. Y, aunque el aluvión fue en 2018, en 2019 aún se presentó algún caso por las sanciones que en su día la Consellería do Mar notificó a percebeiros de Baiona, quienes, representados por el abogado Alberto Muñoz, ganaron la batalla judicial.

Personal

Otro de los pleitos estrella -junto a los de responsabilidad patrimonial en el que se incluyen las demandas por presuntas malas praxis médica- son los de personal. De hecho, durante años y por distintos motivos, estuvieron a la cabeza engrosando hasta cifras récord la carga de trabajo de estos juzgados. Ahí está, por ejemplo, aquella avalancha de recursos de funcionarios de la Xunta También fueron siempre bastante frecuentes los de personal sanitario.

Pero en 2019 estas causas de personal se desplomaron, al quedarse en 150. Un panorama que podría dar un vuelco en este 2020, que arranca con un aluvión de litigios de médicos para el reconocimiento de la carrera profesional, a raíz de una sentencia del TSXG -que la Xunta recurrirá ante el Tribunal Supremo- que la amplía a toda la plantilla del Sergas. Fabián Valero, letrado vigués que ganó ese caso en representación de Afeaga, relata que su despacho Zeres Abogados ya presentó 60 demandas de médicos en Vigo y 20 más en otros juzgados. "Y habrá más", augura. El jurista anima a los afectados a pleitear para evitar la prescripción.

Compartir el artículo

stats