Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una madre afronta prisión por agredir y llamar "burro" y "don nadie" a su hijo menor

La fiscal describe bofetadas, golpes en la cabeza, tirones de pelo, una agresión con un cable y un puñetazo en un ojo por los problemas de estudios del niño

Dos años y nueve meses de cárcel. Ésta es la condena que pide la Fiscalía de Vigo para una madre acusada de someter durante más de un año a su hijo menor de edad a "constantes" malos tratos físicos y vejaciones "en respuesta" a sus problemas de estudios y domésticos. El Ministerio Público, que relata que las supuestas agresiones se mantuvieron desde 2018 y hasta que en junio de 2019 la tutora del niño en el colegio lo acompañó al médico, concreta que durante esos episodios violentos la mujer llamaba al pequeño "burro" y "don nadie". Junto a la pena de prisión, solicita que se le imponga a la encausada la prohibición de aproximarse y comunicarse con su hijo durante períodos que suman cinco años.

El juicio estaba señalado ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo y, de hecho, hasta el edificio judicial de la calle Lalín acudieron la madre y el menor, así como testigos citados en este procedimiento. Aunque al parecer hubo conversaciones entre defensa y fiscal de cara a alcanzar un acuerdo de conformidad que zanjase el caso, éste no prosperó. Y la vista finalmente se aplazó hasta el próximo mes de febrero ya que ayer no podía comparecer la forense, cuyo testimonio resulta fundamental.

En 2018 y 2019

El Ministerio Fiscal relata en su escrito de calificación provisional que, en 2018, la mujer comenzó presuntamente a maltratar físicamente a su hijo, de unos 12 años, "propinándole bofetadas injustificadas, repetidos golpes en la cabeza y nuca, arañazos y tirones de pelos y de orejas, llamándole en dichos episodios 'burro' y 'don nadie". Junto a este "constante" contexto de maltrato físico e insultos, la fiscal describe dos episodios ocurridos ya en la primavera de 2019. Uno de ellos el 24 de abril, cuando, siempre según el escrito de la acusación pública, la madre golpeó a su hijo en las piernas "con un cable", hechos ocurridos en el domicilio familiar. Cita también otro episodio sucedido algo más de un mes después, cuando la mujer supuestamente propinó al menor "un fuerte puñetazo" en el ojo izquierdo.

Tres días después -el 3 de junio-, a consecuencia de esa última agresión y de "otros golpes recibidos en fechas próximas no concretadas", la tutora del menor en el colegio donde cursa sus estudios lo acompañó al médico. La Fiscalía describe que en dicha exploración se le detectó un hematoma periorbitario en el ojo izquierdo, así como otros hematomas en el brazo derecho y en la rodilla y parte interna asimismo de la pierna derecha. También se le apreció un arañazo en la sien. Las lesiones precisaron de una primera asistencia facultativa. El escrito de la fiscal concreta que el menor renunció a ser indemnizado por dichas heridas.

La acusación pública atribuye a la mujer la supuesta autoría de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar del artículo 173.2 del Código Penal, que es el que castiga a quien "ejerza violencia física o psíquica" sobre, en este caso concreto, un descendiente que además es menor de edad. Por este ilícito pide un año y medio de prisión y otros dos años y medio de alejamiento. Además, en relación con los dos episodios concretos que describe en su escrito, el del cable y el puñetazo en el ojo, la acusa además de dos delitos de maltratos no habituales en el ámbito familiar: por cada uno de ellos solicita que sea sentenciada a siete meses y medio de cárcel, así como un año y tres meses de alejamiento con respecto al menor.

Compartir el artículo

stats